31 de octubre de 2013

Helena Bonham Carter, larga vida a la reina

Helena Bonham Carter lleva más de media vida interpretando papeles, ya sea en el cine o en el teatro, lugar en el que ella se siente más cómoda. La actriz británica ha ganado fama en los últimos años por sus papeles excéntricos y sobre todo, por su relación con el cineasta Tim Burton pero ella se encarga de recordarnos cada cierto tiempo que en sus inicios sus personajes eran más costumbristas e históricos y que primaba sobre todo, el toque monárquico.

JANE GREY EN 'LADY JANE'

Una juvenil Helena se convierte en Jane Grey, segunda mujer en acceder al trono de Inglaterra y cuyo reinado solo duró 9 días. Sin opciones al trono de Inglaterra tras la muerte de su tío segundo (Eduardo VI, hijo de Enrique VIII), fue usada como títere por un grupo de nobles protestantes para evitar que María Tudor lograra el trono y revirtiera los privilegios religiosos (pues era católica).

Jane es una niña dulce e inocente que se ve empujada a un juego de traición a la corona y que al rebelarse contra ello e intentar reinstaurar la línea sucesoria natural acaba siendo traicionada por los que la apoyaban. El personaje supuso para Helena su debut en la gran pantalla y la consecución de su sueño de ser actriz. 

ANA BOLENA EN 'ENRIQUE VIII'

En 2003 la cadena ITV lanzó esta miniserie de dos episodios sobre la vida de su regente más famoso e influyente de Gran Bretaña, 'ENRIQUE VIII' desde la ruptura de su matrimonio con Catalina de Aragón hasta su muerte en 1547 de un ataque. Con un repertorio de lujo, Helena se convierte en Ana Bolena, la mujer que logró seducir a Enrique y trajo el protestantismo a la corte británica.

Su personaje se aleja del rigor histórico en algunos de los puntos más claves de su relación con el monarca (como la forma en la que se conocieron y cómo empezó la seducción o la posición de su familia)

ISABEL BOWES-LYON EN 'EL DISCURSO DEL REY'

La Reina Madre de Inglaterra, la mujer que crío a Isabel II con mano de hierro y guió a su marido en la búsqueda de una seguridad vital para asumir el trono de Inglaterra. El personajde de Isabel Bowes-Lyon es fuerte, lanzado, directo y snob. Apoya a su esposo en todo momento pero también está dispuesta a asumir riesgos para conseguir que mejore.

Helena Bonham Carter consiguió el BAFTA a Mejor Actriz de Reparto por su intepretación de Isabel Bowes, una de las más comedidas de su carrera más reciente. 

OFELIA EN 'HAMLET'

Una de las tragedias más famosas de Shakespeare, una historia sobre el engaño, la envidia y la ambición y cómoo nos pueden llevar a la locura. Ofelia es la prometida del príncipe Hamlet y futura reina de Dinamarca. Pero, cuando el padre de Hamlet muere sospechosamente y su tío alcanza el trono, el príncipe se lanzará en una misión de venganza de la cual ningún personaje involucrado tendrá un final feliz.

En 'HAMLET' Helena tiene escrito su destino desde el comienzo de su romance con el príncipe. Su excesivo amor por él, y el dolor que le causa saber que Hamlet ha matado a su padre la volverán loca. Se intuye ya en su interpretación alguno de los rasgos que caracterizan sus papeles de los últimos años aunque le falta todavía la madurez y la experiencia que posee ahora. 

REINA DE CORAZONES EN 'ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS'

Dirigida por su pareja y con Johnny Depp como "partenaire", Helena transforma su rostro en el de la pérfida y desequilibrada reina de corazones que tiene la curiosa manía de pedir la cabeza de todo aquel que ose quitarle su tarta o que le toque su peinado. En su reino solo se acepta a gente que tenga una extremidad exageradamente grande y en el que todos los cortesanos saben que el humor de su reina cambia tanto como su afición por nuevos sombreros. 

La actriz se divierte con su personaje y disfruta del exceso y el histrionismo que le permite la Reina de Corazones, agudizando la voz y jugando con su cuerpo. 

  • Extras