10 de junio de 2016

Hermanas Olsen: Guía para distinguirlas

Por Luís Fernández

Las conocimos con 'Padres Forzosos' y nos acabaron de enamorar con 'Dos por el precio de una'. Si bien su carrera como actrices no ha dejado de menguar con los años, dedicándose más a la moda que a otra cosa, siguen presentes en nuestra memoria. Eso sí, siempre ha sido imposible distinguirlas, hasta ahora. Aquí os dejamos toda una serie de diferencias que ayudarán, en caso de necesitarlo, a distinguir a las gemelas Olsen. ¿Nos resultará más sencillo a partir de ahora?
Se comenta en los mentideros que durante su participación en ‘Padres forzosos’ las niñas se especializaron, en cierta manera, en realizar diferentes escenas. De este modo Ashley dominaba las escenas serias y más dramáticas; mientras que Mary-Kate dejaba que la risa la embargara en las escenas más cómicas.
Sabemos que esta no es una diferencia que nos permita diferenciarlas en un primer momento. Pero si algún día te las encuentras por la calle y tienes dudas pídeles a ambas un autógrafo. Y no olvides fijarte con que mano firman antes de llamarlas por su nombre. Ashley es diestra, Mary-Kate es zurda.
Sí, es rebuscado, pero no hay tantas formas de diferenciarlas. Es rebuscado porque los tres centímetros que las separan no se puede considerar una enorme diferencia. De hecho, a poco que Mary Kate, de 1´57, lleve un poco más de suela que Ashley, de 1´60, la diferencia se elimina. Pero bueno, todo dato ayuda.
Su personalidad se ve reflejada también en el tipo de maquillaje que utilizan. De este modo, en numerosas ocasiones, es fácil diferenciarlas por su color de labios. Ya que Ashley tiene una clara preferencia por los colores suaves, mientras que Mary-Kate tiende al uso de tonos mucho más oscuros.
En cuanto a gustos las gemelas también tienen preferencias muy diferentes. Por ejemplo, mientras que Ashley es una amante declarada de los perros, Mary-Kate siempre ha demostrado su amor por los caballos. Eso sí, su amor no les ha llevado a dedicar su vida a ellos, tranquilos.
A pesar de lo que pudiera parecer, la más habladora de las gemelas Olsen es aquella de la que menos se esperaba. A pesar de haber pasado por graves episodios depresivos, es Mary-Kate la que demuestra unas mayores dotes sociales, mientras que Ashley es mucho más reservada.
Quizá una de las diferencias más obvias y más fáciles de apreciar a primera vista es una particularidad de Mary Kate. La gemela tiene un par de pecas en la mejilla derecha, son bastante obvias y es uno de los rasgos que a simple vista permitiría diferenciarlas. Si eso no es suficiente siempre podéis buscar la que Ashley tiene en el labio.
Llevan años alejadas de la gran pantalla y su atención se ha centrado en la moda. Las dos hermanas tienen un estilo muy personal y claramente diferenciable. Mientras que Mary-Kate tiene un estilo más atrevido, con piezas innovadoras y un gusto por la moda más arriesgada; Ashley opta por un estilo más suave y romántico.
Artículo escrito por losExtras.es