11 de abril de 2018

Hermanos: Guerra, amor y familia

Por Pau Jané

A veces un director produce unas primeras películas tan rotundas que se gana una especie de prestigio vitalicio que persiste aunque la calidad de sus obras vaya menguando. Este es el caso de Jim Sheridan que debutó en el cine por todo lo alto con Mi pie izquierdo, a la que siguió cuatro años más tarde la laureada En el nombre del padre. Desde entonces , su carrera posterior ha ido fluctuando entre producciones mediocres y otras, demos gracias, más correctas. De todas ellas, algunas de las más referenciadas son The Boxer (Daniel Day Lewis no falla) y Brothers (Hermanos). Esta última se estrena en nuestra filmoteca el próximo jueves 12 y también llega a Replay para que la veas cuando quieras. Por este motivo hemos decidido desgranar punto por punto el valor estético y cultural de esta historia sobre dos hermanos, uno de los cuales se va a la guerra y la relación amorosa que se establece entre el que se queda y su cuñada.
Empecemos alabando el trabajo del director para compensar un poco la caña que le hemos metido en la introducción: Brothers (Hermanos) posee un trabajo muy sólido de dirección tanto en la parte ambientada en el terreno de guerra (con escenas muy viscerales) como la que transcurre en Estados Unidos (más sutiles y refinadas pero igual de crudas). Como ya había mostrado en el pasado, Sheridan sabe describir con gran precisión los saltos temporales y las distancias que estos infligen entre los personajes. No estaría de menos resaltar la aportación de Frederick Elmes, director de fotografía de las mejores películas de David Lynch y Jim Jarmusch.
Dedicamos un solo apartado al grupo actoral, pero perfectamente podríamos atribuirle a cada miembro una razón para ver la película. En primer lugar, hablemos del triunvirato formado por Tobey Maguire, Natalie Portman y Jake Gyllenhaal magníficamente retratados en el revelador póster del filme. Maguire muestra un lado oscuro inédito en su filmografía anterior y posterior (a excepción de aquella escena de Spiderman 3 y Don's Plum, la película que Leonardo DiCaprio no quiere que veas) motivo por el cual recibió su única nominación a los Globos de Oro. Portman y Gyllenhaal no estaban en la cima de su trayectoria pero ofrecen unas interpretaciones más relajadas y naturales que de costumbre. De entre todo el elenco secundario que incluye nombres de la talla de Sam Shepard, Mare Winningham y Carey Mulligan destacamos también a Bailee Madison que interpreta a la hija de Maguire y Portman.
El guion de Brothers (Hermanos) está firmado por David Benioff (co-creador de la serie Juego de Tronos) adaptando para la audiencia estadounidense Brødre de Susanne Bier, que a su vez se inspiró en la Odisea de Homero. Aunque los remakes no tengan demasiada buena fama entre la cinefilia, especialmente los hollywoodienses que versionan filmes extranjeros, esta es una de aquellas excepciones de la regla. La adaptación de la historia, con este profundo mensaje antibélico a los EUA de 2009, aun desintoxicándose de la paranoia de Bush, es una excelente idea y la atmósfera social que capta es muy auténtica. Para acabar, tan solo mencionar que existe otra versión de la cinta danesa en formato operístico que corrió a cargo de Daníel Bjarnason y se representó en Aarhaus, Dinamarca.
La cinta recibió una segunda nominación a los Globo de Oro para la canción Winter compuesta por la banda U2 que consigue equilibrar el estilo característico de los músicos con el tono y mensaje de la película. Además encaja muy bien con la magnífica banda sonora de Thomas Newman que no recibió la nominación que se merecía.
En conclusión, Brothers (Hermanos) es una buena película que como mínimo merece un visionado por parte de cualquier amante del cine de Hollywood. Así que a partir de este jueves ya tenéis planes: Portman, Maguire y Gyllenhaal os visitarán gracias a nuestra Filmoteca y a Replay.
  • Cine