‘Huevos de oro’, un cultivo de estrellas

Por Pedro Moral

'Huevos de oro' podría decirse que se adelantó a su tiempo. Es, quizá, la metáfora sobre la burbuja inmobiliaria más sexy y desenfrenada que se haya hecho nunca. Detrás está, como no, el gran Bigas Luna. Contando una historia llena de sexo, de ambición y de grandes actores, claro. Javier Bardem es Benito González un tipo hortera que tiene dos sueños en su vida, casarse con la mujer que ama y construir un rascacielos. El primer sueño se ve interrumpido cuando se entera de que su novia lo ha engañado con su mejor amigo. Así que se centra en el segundo, pero para ello necesita dinero así que se casa con Marta (María de Medeiros) que es hija de un multimillonario. Benito lo tiene todo, también una amante arrebatadora interpretada por Maribel Verdú. Sin embargo, todo se va al garete por culpa de la excesiva ambición.

Javier Bardem, Maribel Verdú, María de Medeiros, Benicio del Toro, Ángel de Andrés López, cinco actores que en los noventa no eran demasiado conocidos pero cuyas carreras despegaron mucho después.
Hoy Javier Bardem está rodando con Fernando León de Aranoa una película sobre Escobar (el personaje cinematográfico del siglo XXI), también con Darren Aronofsky un drama titulado 'Day 6'en el que comparte planos con Jennifer Lawrence, Domhnall Gleeson, Michelle Pfeiffer o Ed Harris, total nada, y además será un pirata en 'Piratas del Caribe 5'.

Y en el camino Javier Bardem ha estado tres veces nominado al Oscar, por 'Antes que anochezca', 'No es país para viejos' (el que ganó) y 'Biutiful'. Ha trabajado con los mejores directores de España (Juanma Bajo Ulloa, Pedro Almodóvar, Álex de la Iglesia, Alejandro Amenábar. Y también con los mejores directores de Holywood: Los hermanos Coen, Woody Allen, Alejandro González Iñárritu, Sam Mendes, Terrence Malick, Ridley Scott, Sean Penn…

Javier Bardem es una estrella con todas las letras pero mucho antes que todo esto, en 1993, cuando casi nadie le conocía, Bigas Luna confió en él, primero para 'Jamón, Jamón' y después para 'Huevos de oro'. Todo cambió para Bardem gracias a estas 'dramedias' de alto voltaje sexual.
Probablemente no haya otra actriz portuguesa mejor que María de Medeiros Esteves. Una secundaria de lujo, una protagonista con carisma, amada en Francia y además cantante.

Probablemente la mayoría de los espectadores la conozcan por ser la mujer de Bruce Willis en 'Pulp Fiction'. Esa portuguesa entrañable llamada Fabienne a la que se le olvida lo único que no se le podía olvidar, el reloj que el padre de Butch llevó metido en el culo durante toda la guerra del Vietnam. ¿Pero quién se enfadaría con esta dulce "boquita de fresa" que quiere tener tripa porque es sexy? Nadie. Tarantino construyó en un par de páginas de guion un personaje mítico, como todos los que aparecen en esta película.

Después, esta actriz de belleza extraña ha trabajado en Francia y de vez en cuando en España, en títulos como 'Airbag' de Juanma Bajo Ulloa o 'Mi vida sin mí' de Isabel Coixet.

Pero antes de todo esto, Bigas Luna se fijó en ella para interpretar a Marta, la mujer de Benito.
Esa mirada intensa junto a ese cuerpo de gran envergadura ha llamado la atención de los más grandes: Tony Scott, Abel Ferrara, Steven Soderbergh, Alejandro González Iñárritu, Oliver Stone, Paul Thomas Anderson, Denis Villeneuve…

Y además ha sido parte de películas consideradas hoy mismo clásicos del séptimo arte: 'Sospechosos habituales', 'Miedo y asco en Las Vegas', 'Snatch. Cerdos y diamantes', 'Sin City'…

Es un portento físico y puede hacer de villano o también de un tipo hecho de pura bondad. Ha probado las películas de superhéroes con 'Guardianes de la Galaxia' y también ha pasado la prueba de rodar con Terrence Malick. ¿Lo próximo? Nada más y nada menos que el Episodio VIII de Star Wars.

Pero antes de todo esto, Bigas Luna lo colocó en un papel secundario como 'El amigo de Miami'. Y ya todo el mundo se quedó con esa mirada.
Cualquier espectador español guarda una historia de amor con esta mujer. Una historia de amor imaginaria, claro. Maribel Verdú es nuestra Marylin Monroe, es imposible no respetarla, no quererla, no amarla, no admirarla… Es tan bella como buena actriz.

Algunos perdieron el sentido cuando la vieron en 'Amantes' de Vicente Aranda. Otros se privaron con su personaje en 'Belle Époque' película de Fernando Trueba que ganó el Oscar. Otros con la amante de Benito en 'Huevos de oro' (esta vez, Bigas Luna, no llegó el primero pero aun así, se adelantó a muchos). Hubo una generación que la conoció en la serie 'Canguros' y después se derritieron al verla en 'La Celestina' o en 'Carreteras secundarias'. Los penúltimos en conocerla lo hicieron a través de una de las obras maestras de Alfonso Cuarón (sí, el director mexicano tiene varios monumentos), ella era la mujer que hacía perder la cabeza a Gael García Bernal y Diego Luna en 'Y tu mamá también'.

De ahí saltó a otro gran peliculón y por primera vez se atrevió con el cine de género fantástico en 'El laberinto del fauno', de Guillermo del Toro. Su segunda juventud la está viviendo ahora, más guapa que nunca, desde que Gracia Querejeta la llamó para 'Siete mesas de billar francés', donde por fin ganó ese Goya que tanto se le había resistido.
Este actor madrileño entró en la casa de todos los españoles gracias a la serie 'Manos a la obra', él era el tipo que tenía que aguantar a Benito. También ha sido elegido por los más grandes de este país como roba escenas, por ejemplo en 'Taxi' de Carlos Saura o en '800 balas' de Álex de la Iglesia, o en 'Tiovivo C.' de José Luis Garci… José Corbacho y Juan Cruz le eligieron para protagonizar su ópera prima, 'Tapas', y Ángel se salió haciendo una interpretación cómica y perfectamente natural.

Pero antes de todo esto, Bigas Luna le eligió para interpretar a Gil, el de los garbanzos, en 'Huevos de oro'. Aunque es cierto que todos le habíamos visto beberse el gazpacho más letal de la historia del cine en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', de Pedro Almodóvar.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Top Cine