17 de noviembre de 2015

‘I Am Your Father’, la crónica documental de una injusticia

Injusticia. Esa es la palabra más repetida en el documental que este viernes llega a las carteleras con la intención de devolver a David Prowse lo que una concatenación de hechos desafortunados le arrebató. Esa es la premisa de la que parte 'I Am Your Father', de Toni Bestard y Marcos Cabotá. Para quienes a estas alturas no sepan quién es este anciano de ochenta años, pelo canoso y físico imponente, se trata del actor que se escondió tras una de las máscaras más famosas del cine. Él es Darth Vader. Bueno, uno de los tres Darth Vader que ha habido en la saga 'Star Wars' original.
Prowse fue el actor que le dio vida, que le prestó su cuerpo y sus movimientos, pero no la voz ni, tampoco, el rostro. Aquí en España el mítico villano de la saga siempre gozó del portentoso torrente vocal del no menos mítico Constantino Romero. Sin embargo, en su versión original a quien se escuchaba no era a Prowse sino a James Earl Jones. Un caso raro. Lo más singular del asunto es que, después de tres películas dando vida a un villano que es todo un icono del cine, cuando por fin George Lucas se decidió a quitarle la máscara el rostro que se vio en la pantalla no fue el del actor que le había interpretado todo ese tiempo.
La mítica escena del enfrentamiento entre Darth Vader y Luke Skywalker, esa en el que el otrora aspirante a Jedi que se dejó arrastrar por el lado oscuro de la Fuerza daba la cara y pronunciaba la cacareada frase que da título al documental, tenía dos sorpresas reservadas al espectador. La primera, saber que el padre del héroe era el villano. La segunda, y no menos sorprendente aunque pasase desapercibida para muchos en su día, que el rostro que se desvelaba tras la máscara no era el de Prowse sino el de Sebastian Shaw. ¿Por qué? No se sabe a ciencia cierta, pero 'I Am Your Father' intenta arrojar algo de luz sobre el asunto y reivindicar a un actor con el que sus directores, como un amplio sector de los seguidores de 'Star Wars', creen que se cometió un atropello. Se le robó su momento de gloria. La mejor escena de todas y la cara que se ve no es la suya.
La teoría más extendida y que se recoge en dicho documental es que unas supuestas declaraciones a un medio británico de Prowse revelando su relación de sangre con Luke tendrían la culpa. A Lucas no le habría hecho ni pizca de gracia la filtración y como represalia decidió condenar al ostracismo al actor que había sido Darth Vader tres películas. El actor, preguntado por esa entrevista, asegura en el documental no recordarla. Entonces, ¿a qué se debe que le privasen del que habría sido su mayor momento de gloria en el cine? Un misterio.
Bestard y Cabotá intentan, 35 años después, arreglar aquello a su manera. Hace un tiempo unieron fuerzas con un grupo de entusiastas fans para volver a rodar aquella escena, pero esta vez con David Prowse presente del primer al último fotograma. Lo consiguieron, pero solo unos pocos privilegiados han podido verlo debido a la negativa de Lucasfilm a autorizar su difusión. La injusticia continua.
'I Am Your Father' es la historia de dos cineastas que intentan con su trabajo enmendar lo que consideran una tropelía mayúscula.La historia de un actor que se convirtió en actor por casualidad y que lo único que parece querer a estas alturas de su vida (casi) anónima es una explicación, una disculpa. Los verdaderos seguidores de 'La guerra de las galaxias' saben de su existencia, le conocen y acuden a todos esos eventos a los que el actor va cargado de fotos tras la máscara de Darth Vader para firmar autógrafos y dedicatorias mientras, 35 años después, sigue esperando que le inviten a una convención oficial.
  • Extras