13 de agosto de 2014

Interpretaciones geniales en las que los actores no actuaban

Por Bernardo Pajares

El dicho de que la mejor improvisación es la que está preparada no siempre se aplica a la realidad. Algunas de las escenas más auténticas del cine son precisamente aquellas en las que los actores no están interpretando sus líneas de diálogo. ¿Qué hacen entonces? Veamos lo que ocurre cuando un actor reacciona por impulso ante una situación inesperada.

Meryl Streep en 'KRAMER CONTRA KRAMER'

El sobresalto de la buena de Meryl cuando Dustin Hoffman se levanta de la mesa y tira su copa contra la pared no era del personaje. El cámara era el único que conocía las intenciones del actor. Streep permaneció callada como la profesional que es... solo hasta que el director dijo "¡corten!". Los gritos que profirió a continuación todavía resuenan en la cabeza de Hoffman. (Minuto 3:31)

Dustin Hoffman en 'COWBOY DE MEDIANOCHE'

Puede que Dustin Hoffman quisiese ver la reacción de otro después de que él mismo estuviese a punto de ser atropellado por un taxista que no formaba parte del plan de rodaje en 'COWBOY DE MEDIANOCHE'. ¿Su reacción? "I'm walkin' here!"

Arnold Schwarzenegger en 'CONAN, EL BÁRBARO'

Cuenta Arnold Schwarzenegger que mientras rodaba 'CONAN, EL BÁRBARO', esa cinta imposible repleta de escenas de acción sin especialistas (no encontraron ninguno de su altura), le dijo a John Milius que estaba sangrando, a lo que el director le contestó: "El dolor es momentáneo; la película es para siempre". Así pues, no nos extraña ver cómo al final de este vídeo uno de los perros que persiguen a Conan le muerde el muslo y lo arrastra. Sandahl Bergman, que hacía de Valeria en la película, y Grace Jones, que fue Zula en 'CONAN, EL DESTRUCTOR' tampoco salieron ilesas de sus escenas de lucha. Ni ellas... ni sus oponentes. (Minuto 3:01)

Michael J. Fox en 'REGRESO AL FUTURO III'

Hablando de dolor real, imposible no mencionar la cara hinchada de Michael J. Fox en esta escena de 'REGRESO AL FUTURO III'. Al parecer, a Robert Zemeckis no le pareció suficiente usar un doble para los planos largos, así que hizo colgar al actor para dar mayor realismo. Le permitió, eso sí, que sujetase la cuerda con ambas manos para que no le hiciese daño, pero se le soltaron después de repetir varias veces la misma toma. Fox confesó en su autobiografía que llegó a perder el conocimiento y estuvo unos segundos colgando, inconsciente, "hasta que Bob Zemeckis, a pesar de ser fan mío, se dio cuenta de que ni siquiera yo era tan buen actor". Suponemos que por allí estaría Eric Stoltz, esperando una segunda oportunidad. (Minuto 0:50)

Julia Roberts en 'PRETTY WOMAN'

¿Sabías que la famosa escena del collar no estaba en el guion? Richard Gere tuvo la gran idea de cerrar la caja cuando Julia Roberts metía la mano solo para comprobar cómo reaccionaba. Afortunadamente, lo que pudo haber quedado en una divertida toma falsa entró en el montaje final porque a Garry Marshall le encantó la risa espontánea de la Roberts. (Minuto 0:30)

Los niños de 'UN MUNDO DE FANTASÍA'

La película que se hizo en 1971 adaptando 'Charlie y la fábrica de chocolate' de Roald Dahl tiene poco que ver con la versión de Tim Burton. Una de las diferencias radica en que, por expreso deseo del director, los niños del reparto no habían visto los decorados de la fábrica ni a Gene Wilder (Willy Wonka) hasta el momento de empezar a rodar. Sus caras lo dicen todo. Podemos llegar a entender que en algunos pases en televisión se cortase la escena del barco.

Viggo Mortensen en 'EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LAS DOS TORRES'

En la escena en la que Aragorn, Gimli y Legolas se encuentran lo que ellos piensan que son los restos calcinados de sus compañeros, Viggo Mortensen se dejó llevar por la rabia del personaje. Estaba tan metido que no reparó en el peligro de darle una patada a un casco. El grito estremecedor que lanza al cielo está más cerca del dolor de Viggo que de la rabia de Aragorn: el actor se había roto varios dedos del pie.

Matthew McConaughey en 'EL LOBO DE WALL STREET'

Seguro que te acuerdas de la escena en la que Matthew McConaughey hacía de mentor del personaje de Leonardo DiCaprio en la última película de Scorsese. Pues bien, ese extraño mantra-ritual que empieza con unos golpes en el pecho no es otra cosa que el calentamiento vocal que sigue a rajatabla el actor de 'TRUE DETECTIVE' antes de entrar a escena. DiCaprio vio cómo lo hacía en el camerino y, en lugar de retroceder, se atrevió a pedirle que lo repitiera en la escena del restaurante.

Choi Min-sik en 'OLDBOY'

¿Cómo puede reaccionar un actor vegetariano y budista forzado a comer un pulpo vivo delante de la cámara de cine? Aunque es algo habitual en su país, si decimos que el coreano Choi Min-sik le pidió perdón al pulpo antes de llevárselo a la boca es suficiente para darse cuenta de que su expresión difícilmente esconde las arcadas. Y Park Chan-wook encantado.

Martin Sheen en 'APOCALYPSE NOW'

A estas alturas no es ningún secreto que el rodaje de 'APOCALYPSE NOW' fue una locura, pero las dificultades que tuvo Coppola para llevar a buen fin la intervención de un Marlon Brando que estaba lejos de la idea que tenía del Coronel Kurtz suelen eclipsar el hecho de que Martin Sheen también añadió -cosecha propia- su buena ración de caos e improvisación alcoholizada a este capitán enviado a Vietnam.  (Minuto 5:02)

Lee Remick en 'LA PROFECÍA'

Las sospechas de la familia de Damien sobre su verdadera identidad se multiplican cuando los animales del safari reaccionan huyendo despavoridos. Pero no todos: la expresión de pánico de la madre, interpretada por Lee Remick, se debe a que los babuinos realmente se alteraron hasta el punto de atacar el coche en el que iban.

John Malkovich en 'CÓMO SER JOHN MALKOVICH'

El latazo que se lleva John Malkovich en plena cabeza no aparecía en ningún guion, pero al extra que tenía que pasar por su lado en coche le apeteció tirarle la cerveza después de dedicarle un: "Hey Malkovich! Think fast!". Su grito de dolor es tan real como el dinero extra que cobró el otro gracias a que a Spike Jonze aprobara -por la frustración que añadía al personaje- el resultado de la intervención.

  • Extras