19 de abril de 2013

Jack Nicholson, el loco perfecto

Hay actores especialistas en drama, otros han hecho su carrera en el género de la comedia y para algunos otros como Jack Nicholson, la locura ha supuesto su mejor carta de presentación. Y es que no ha habido nadie como Jack capaz de sacar todos las peculiaridades de cualquier patología (salvo quizás Anthony Hopkins). Repasamos las interpretaciones más locas y geniales de Jack Nicholson:

 

Corría el año 1960 cuando el joven Jack realizó un pequeño pero determinante papel en su carrera al convertirse en un paciente masoquista de un dentista. La presencia de Jack Nicholson en el filme es corta pero suficiente para ver algunos de sus gestos más famosos.
R.C. McMurphy finge estar loco para evadir la cárcel. Una vez dentro del hospital psiquiátrico, el espíritu de rebeldía de R.C. McMurphy choca con la rigidez del centro y en particular con la de la enfermera Ratched, un hueso duro de roer. Jack está sublime en las escenas en las que intenta que sus compañeros se unan a su revolución y se amotinen.
Su interpretación más icónica. Nuestro querido Jack se metamorfosea en esta película pasando de un escritor aburrido a un auténtico asesino en serie capaz de aniquilar a su propio hijo. Stanley Kubrick sabía lo que hacía cuando lo convirtió en Jack Torrance. Los ojos fuera de sus órbitas, el andar desacompasado y esa sonrisa maquiavélica que nos daría pesadillas por las noches. Ya sabéis, él no quiere hacernos daño solo "aplastarnos los sesos".
Corría el año 1989 cuando Tim Burton nos trajo su versión del héroe murciélago. Jack se pintó la cara de blanco, rojo y verde, se enfundó en un traje lila y sacó su sonrisa más perfecta para convertirse en el villano más icónico de Batman. Gracias a él nosotros queremos bailar con el diablo a la luz de la luna.
El escritor de novelas románticas con síndrome obsevivo-compulsivo supuso el tercer Oscar de Jack como mejor actor tras 'Alguien voló sobre el nido del cuco' y 'La fuerza del cariño'. Aunque hay que decir que, evidentemente, el síndrome Obsesivo-Compulsivo no es una enfermedad mental, lo cierto es que el personaje de Jack tiene un deje excéntrico que nos encanta y por el que merece estar en esta lista.
Fotos: Getty Images

¿Cuál es vuestro favorito?

  • Extras