28 de mayo de 2014

Jackie Chan, un Buster Keaton en versión marcial

Por M. J. Arias

¿Heredero de Bruce Lee? Jamás. A Jackie Chan nunca le ha gustado que le comparen con el maestro de las artes marciales en el cine y siempre ha dicho sentirse más identificado con Buster Keaton que con Lee. Lo suyo es más dar golpes con arte y gracejo que tomárselo en serio. La comedia es su medio y las artes marciales su modo de expresión. Aquí tienes cinco claves para conocerle un poco mejor.

El hombre orquesta

Jackie Chan es una especie de hombre del Renacimiento versión moderna y marcial. Lo que se entiende por un hombre orquesta. Lo mismo pelea, que actúa, hace comedia, acrobacias, ejerce de doble de acción, dirige, escribe y produce. ¡Ah! Y, además, este hijo de cocinero de embajadores y ama de llaves también canta.

Más de 100 películas

Aunque no los aparente y siga estando en plena forma, Jackie Chan acaba de cumplir los 60. Habiendo debutado en el cine con sólo ocho años, no es de extrañar que a estas alturas haya participado ya en más de un centenar de películas.  Como director su currículum es más corto, pero tampoco está mal. En total, cuenta con 16 largos más dos documentales. Títulos como ‘OPERACIÓN CÓNDOR’ y ‘SUPERPOLICÍA EN APUROS’ llevan su sello.

Bruce Lee le rompió el cuello

Dicho así suena muy bestia. En realidad todo fue cosa del guión, pero Jackie Chan llegó a compartir escenas con Bruce Lee en ‘FURIA ORIENTAL’ (1972) y en la mítica ‘OPERACIÓN DRAGÓN’ (1973). Fue en la segunda en la que Chan interpretó a uno de los extras contra los que peleaba Lee y que acababa oyendo como su cuello hacía crack.

Enemigo de los dobles

A Chan le gusta darlo todo en cada película. De ahí que no use dobles. Curioso teniendo en cuenta la de veces que él se ha jugado el tipo por otros delante de la cámara en su trabajo como especialista de cine. Sea precisamente por eso o no, el caso es que Chan arriesga su propio cuerpo en cada escena de acción. Tanto, que acumula una larga lista de ‘heridas de guerra’. Se ha roto la nariz en varias ocasiones, la rodilla, prácticamente todos los dedos de las manos y hasta se llegó a abrir la cabeza en una ocasión.

Hollywood le abrió su puertas

Tras meterse en el bolsillo al público asiático con su estilo cómico y su habilidad para las artes marciales, hubo un momento clave en la carrera de Jackie Chan en la que este decidió dar el salto a Hollywood y probar suerte. Fue en los noventa cuando la meca del cine le abrió sus puertas de par en par con títulos como ‘HORA PUNTA’, junto a Chris Tucker.

  • Extras