James Franco, un rebelde viviendo al límite

James Franco ha sido tachado por muchos como el nuevo "enfant terrible" del cine. Provocador, deslenguado, despreocupado, parece que al joven actor no le importa salirse de los cánones de lo "políticamente correcto" a la hora de actuar. Su forma de ser se ha reflejado también en sus películas donde en más de una ocasión ha roto las reglas y puesto en peligro su vida.

Un joven montañista se adentra en las zonas prohibidas Parque nacional de Cañones de Utah empjuado por el afán de probar nuevos retos. Su aventura está a punto de costarle la vida cuando queda atrapado en una fisura de la montaña. Basada en la historia real de Aron Ralston, Franco realiza una de las mejores interpretaciones de su carrera (estuvo nominado al Oscar a Mejor Actor por el papel) en una historia en la que se ahonda en el coraje, la valentía y los límites del riesgo.

El personaje de Franco no tiene miedo a nada ni cree que algo malo le pueda suceder aunque la montaña le demostrará que hay monstruos que son demasiado difíciles de vencer.

Cuatro estudiantes planean pagarse sus vacaciones de primavera atracando un puesto de comida rápida. Tras ser arrestadas, un misterioso matón (Franco) las libera y les ofrece una oportunidad única en la que la fiesta, las drogas y el alcohol serán la tónica dominante.

Un chulo prepotente y sin miras más allá del presente y cuyos mejores amigos son sus armas y su pipa, Alien vive en una fiesta sin fin en la que él es el que dicta las normas. 

 

En la I Guerra Mundial un grupo de pilotos estadounidenses desobedecen la neutralidad de su país y se unen al bando de los Aliados. En un acto heroico y tremendamente arriesgado, esos pilotos se dejarán la piel luchando contra el enemigo. 

El actor se preparó el carnet de piloto para poder interpretar a Blaine Rawlings un hombre cuyo sentido del honor y de la libertad le empujó a rebelarse contra su propio gobierno y arriesgar su vida en una misión suicida. Sin patria, sin razón para vovler al hogar, Rawlings encontrará su destino en tierras europeas, luchando por un futuro mejor. 

Para mostrar que eres un veradero rebelde, en algún punto de tu carrera tienes que interpretar al hombre que rompió todos los moldes. En la película para televisión producida en 2001, un joven James Franco interpreta otro gran James, Dean. Dean murió con 24 mientras conducía su "pequeño bastardo" cuando todavía empezaba a hacerse un nombre en Hollywood.

El biopic sobre la vida del poeta Allan Ginsberg, el hombre uno de los miembros más destacados de la Generación beat (un grupo de escritores anglosajones que compartían su rechazo a los valores estadounidenses clásicos, el uso de las drogas, la libertadsexual...).

A través de la palabra Ginsberg se pone al frente de una auténtica rebelión que le puede costar un tiempo entre rejas. 

  • Extras