John Wayne, el gran antihéroe

"Feo, fuerte y formal", tres simples palabras grabadas en la lápida de John Wayne como herencia de lo que fue su espíritu. "El Duque" como también se le conocía se labró una fama en el cine de Hollywood gracias a sus personajes de buen corazón pero rostro serio. 'Loquillo y Los trogloditas' le dedicaron una canción a este hombre que a pesar de su fructífera carrera siempre pareceía falto de algo.

Repasamos los mejores papeles del auténtico antihéroe del cine.

Tras pasar media vida en Estados Unidos, Sean Thornton regresa a su Irlanda natal para comprobar que las costumbres de su gente son muy distintas de las que él tiene. Es una de las pocas cintas en las que podemos ver su otra faceta, la del hombre amable, dulce, conciliador... y lo hace precisamente en una película en la que esas cualidades no son apreciadas.

Wayne se comporta como una perfecto caballero en una de las pocas películas del cine en la que no se espera que el hombre sea un caballero sino todo lo contrario. En innisfree los hombres deben enfrentarse y luchar por lo que queiren (a veces de forma física).

Un solitario pistolero que deberá proteger a una mujer y a su hijo de los terribles apachaes. Wayne es Hondo Lane, un hombre endurecido por la salvaje vida del Oeste que se encuentra con la horma de su zapato al conocer a Angie Lowe, una mujer testaruda que se niega a dejar sus tierras.

Cambiamos las arenosas tierras del Oeste por las nubes del Pacífico pero John Wayne no cambia de registro. En esta ocasión interpreta a uno de los pilotos del avión, que sufre una avería mientras atraveiesa el Océano Pacífico e inicia una caída. La película se centra más en las reacciones y sentimientos de los personajes, las razones que les llevan a tomar esas decisiones que en la acción en sí de la caída.

Wayne saca su lado más noble y se enfrenta a sus miedos para intentar salvar a los pasajeros del avión.

La película con la que John Ford cerró su ciclo en el western, una historia de altruísmo y sacrificio. Wayne es Tom Doniphon un hombre arisco e introvertido enamorado de una mujer que se ha encandilado de un James Stewart más joven y agradable. El personaje de Wayne resume a la perfección su imagen de antihéroe: él es el hombre que dispara realmente al pistolero Liberty Valance aunque deja que su amigo lleve la fama y a la mujer de la que él está enamorado.

Un gesto de bondad le ha bastado a Tom Doniphon para marcar su sentencia de muerte. Será olvidado por todos y vivir´´a solo e infeliz sin que nadie, salvo su antiguo amigo, sepa lo que ha hecho por él.

 

 

Un alguacil alcohólico y amargado recibe un encargo; la joven adolescente Mattie Ross le contrata para matar a Tom Chaney, asesino de su padre. La peculiar unión entre los dos servirá al personaje de John Wayne para redimirse de su culpa y encontrar nuevas esperanzas.

Mentiroso compulsivo, hombre de buen corazón, la vida le ha dado la espalda en más de una ocasión y no le quedan muchas oportunidades para expiar sus culpas. Por su interpretación en esta película Wayne recibió el Oscar a Mejor Actor y el Globo de Oro a Mejor Actor.

Fotos: Getty Images
  • Extras