Josh Trank y otros directores que cargaron contra sus propias películas

Por M. J. Arias

En un rodaje el que manda –o más bien el que debería mandar– es el director. Es el responsable de lo que el espectador ve en la pantalla, de lo que ocurre en el plató, de dirigir a los actores y de controlar lo que ocurre en la sala de montaje. Por eso, porque es el responsable máximo sobre el papel, lo habitual es que los directores defiendan a capa y espada su trabajo. Si ellos no están orgullosos de lo que han hecho, ¿quiénes lo estarán? Sin embargo, a veces ocurre que sea porque los productores se meten de por medio o porque este o aquel actor se lo pone imposible, hay directores que no solo no están satisfechos con su película, sino que no dudan en rajar contra ella sin pudor.

Josh Trank sobre 'Cuatro fantásticos' (2015)

"Hace un año tenía una fantástica versión de esto y había recibido grandes críticas. Probablemente nunca la veréis. Esa es la realidad". Menudo tuit el que se marcó para luego desmarcar Josh Trank, director de 'Cuatro fantásticos'. Saber si tiene razón es complicado, ya que la versión que 20th Century Fox ha estrenado es precisamente esa que no gustaba a Trank y tampoco un buen puñado de críticos. Eso por no hablar de los resultados en taquilla. Quizá esta 'fantástica versión' acabe en un DVD.

Paul Haggis sobre 'Crash' (2004)

Hace solo unos días sorprendían unas declaraciones de Paul Haggis en las que decía que él no habría votado 'Crash' como mejor película en los Oscar de aquel año en el que ganó. Según el director de la misma, "¿Fue la mejor película del año? No lo creo". Lo cierto es que su triunfó sorprendió ya que se enfrentaba a títulos tan potentes como 'Truman Capote', 'Múnich', 'Buenas noches, y buena suerte' y, sobre todo, 'Brokeback Mountain'.

Michael Bay sobre 'Transformers: La venganza de los caídos' (2009)

Directores y actores. El rodaje de la saga 'Transformers' no fue placentero para nadie y parece que el resultado de alguna de las entregas no gustó ni a su director. Michael Bay ha reconocido que su problema con la película está relacionado con el guión. El rodaje le pilló durante la huelga de guionistas de 2008 y tuvo que apañárselas como pudo para sacar adelante al proyecto. No le gustaría, pero en taquilla funcionó.

Joel Schumacher sobre 'Batman & Robin' (1997)

No podemos estar más de acuerdo con Schumacher. Es uno de los peores Batman que han visto la luz en un cine y por eso pasará a la historia. El propio director se dio cuenta de ello hasta el punto de que ha llegado a pedir disculpas a los fans por lo hecho con el personaje de Bob Kane. Llegó a decir que los estudios lo único que querían era vender muñecos con esa película.

Woody Allen sobre 'Annie Hall' (1977)

Que Woody Allen es un tiquismiquis lo saben aquí y en China. Pero no deja de sorprender que él mismo haya criticado una película como 'Annie Hall', ganadora de cuatro Oscars, incluido Película y Director, que no recogió. Para el cineasta neoyorquino la película resultaba "incoherente. Nadie entendía hacia donde iba y la relación entre Diane Keaton y yo mismo era todo lo que les preocupaba". Lo dice porque él la había concebido como una historia sobre lo que ocurre en la mente del protagonista. Algo mucho más elevado que una mera comedia romántica.

Tony Kaye sobre 'American History X' (1998)

Resulta curioso que una película que tantos aplausos levantó en su día haya sido criticada precisamente por su director. Al parecer, el perfeccionismo extremo de Kaye requería de más tiempo para montar cómo a él le hubiese gustado la película. Se lo dieron. Pero al final la versión que se estrenó fue una más larga que New Line Cinema editó con la colaboración del actor protagonista, Edward Norton. A Kaye no le hizo ninguna gracia y llegó a criticar el montaje durante su promoción. Hasta intentó que quitasen su nombre de los títulos de crédito.

Alfred Hitchcock sobre 'La soga' (1948)

Se estudia en las clases de cine y está considerada como una de las muchas obras maestras que legó Alfred Hitchcock. Pero, pese a todo eso, el mago del suspense la calificó como "un experimento que no funcionó". Incomprensible. A veces da la sensación de que los directores son los peores críticos para sus propias películas.

  • Extras