7 de diciembre de 2016

Kim Basinger en 5 curiosidades

Mito sexual en los ochenta y con una carrera irremediablemente ligada a su portentoso físico, en el currículum de Kim Basinger figuran títulos míticos como 'Nueve semanas y media' y divertidos como 'Mi novia es un extraterrestre'. Aunque le ha costado mucho trabajo y esfuerzo, con los años ha conseguido reinventarse para acabar siendo la madre de alguno de los protagonistas. Te invitamos a recorrer su vida con cinco curiosidades.
La primera vez que el público pudo ver a Kim Basinger ante la cámara fue en un capítulo de la miniserie'El hombre invisible'. Era 1976, estaba en la veintena y ese mismo año participó en un episodio de la mítica serie de los setenta 'Los ángeles de Charlie'. Su debut en cine no le llegó hasta unos años más tarde, cuando en 1981 protagonizó 'La ambición de Jodie Palmer'.
Parece increíble, pero es lo que cuentan las crónicas de la época. Al parecer Kim Basinger no tenía claro lo de interpretar a esa femme fatale de ‘L. A. Confidential’ y dijo hasta en tres ocasiones que no al papel. Al final acabó aceptando y a Lynn Bracken, su personaje, le debe su único Oscar. Cuando subió a recogerlo se convirtió en la primera ‘chica playboy’ de la historia con una estatuilla dorada en su poder.
Es la única actriz de la historia que ha sido chica Bond y chica Batman. Primero lo fue de 007, con aquella inolvidable Domino de ‘Nunca digas nunca jamás’. Por aquel entonces, 1983, el agente al servicio de Su Majestad era Sean Connery. Después, en 1989, vino su Vicky Vale en ‘Batman’, como psicóloga que intentaba descifrar a un Bruce Wayne con la pinta de Michael Keaton y que volvía más chiflado aún al Joker de Jack Nicholson.
Más que una curiosidad es un hecho irrefutable. Ahí donde la ves, Kim Basinger tienen nada más y nada menos que 63 años. Nadie lo diría viéndola y muchas querríamos llegar a su edad la mitad de bien. La genética está del lado de Kimila Ann. Desde luego no hay duda. ¿Ayudará lo de ser vegetariana?
Los famosos no están exentos de sufrir fobias y son muchos lo que han reconocido la suyas. A Kim Basinger lo que le da pánico son los espacios abiertos. Padece agorafobia y cuentan a comienzos de los ochenta sufrió un ataque de pánico en una tienda de comida que la dejó encerrada después un mes en su casa sin poder salir.
Artículo escrito por LosExtras.es