25 de enero de 2016

La cara menos amable del genio que nos ha mostrado el cine

Su talento e inteligencia les han convertido en personas veneradas, reconocidas, aplaudidas, envidiadas y hasta perseguidas. Pero más allá de sus capacidades intelectuales y del legado que dejaron al mundo, lo cierto es que el cine se ha encargado de mostrar esa otra cara menos amable del genio. Esa que les retrata como personas de difícil trato, con escasas habilidades sociales y con las que es complicado vivir. No lo hacen adrede, es que son así. Ya sea por traumas, enfermedades o carácter.
En realidad y al ser un personaje reciente en el tiempo, su cara menos amable era conocida por la mayoría. Esa que le convertía en una persona de difícil trato, con un ego a la altura de sus creaciones y cierto desdén a la hora de reconocer el trabajo de los demás. Steve Jobs fue uno de los padres de Apple, del Mac y el iPhone, pero estar cerca suyo no fue nada sencillo. Si no, que le pregunten a su hija, a su mejor amigo y a sus colaboradores más cercanos. Michael Fassbender ha conseguido la nominación por convertirse en él. Veremos si le dan el Oscar.
Aunque se lo dieron por 'Gladiator', este era el papel porque el Russell Crowe se merecía haber ganado un Oscar. Interpretó a la perfección a una de las mentes más brillantes de Estados Unidos, el matemático John Nash. Ganador del Nobel de Economía en 1994, estaba aquejado de esquizofrenia y padecía delirios que le fueron deteriorando física y mentalmente. En 'Una mente maravillosa' se hacía hincapié en la relación con su mujer, Alicia Nash, a la que interpretaba Jennifer Connelly.
De todos los genios seleccionados para este post, lo cierto es que es el que mejor parado sale. 'La teoría del todo' está basada en la biografía escrita por Jane, la mujer de Hawking y madre de sus hijos y retrata a su ahora exmarido como un genio, con una mente brillante y una fuerza de voluntad para tirar por tierra cualquier diagnóstico médico estratosférica. Cariñoso y con un gran sentido del humor, así lo muestra esta película que más que en el genio se basa en la historia de amor con su esposa y cómo llegó un punto en el que sus caminos se separaron. Felicity Jones y Eddie Redmayne dieron vida a la pareja, fueron nominados al Oscar y él se lo llevó a casa.
Ambientada en el Egipto del siglo IV, Alejandro Amenábar dio a conocer al mundo la historia de Hipatia de Alejandría, una de las primeras mujeres dedicadas a la ciencia en un mundo de hombres en el que ellas no tenían voz. Se enfrentó a todo y todos por demotrar sus teorías sobre el universo. Inaccesible, de carácter fuerte y algo soberbia, su vida eran los libros y la ciencia sin llegar a darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor en el plano de los sentimientos.
Acusada de grandes errores como biopic, 'The Imitation Game' mostraba a un Alan Turing (Benedict Cumberbatch) tímido, con nulas aptitudes para relacionarse con los demás, introvertido y profundamente afectado por un primer amor fallido. Turing, el padre de los ordenadores, fue un matemático británico que logró, con ayuda de su equipo, construir una computadora que ayudó a descifrar los mensajes enviados por los nazis a través de Enigma y cuyo trabajo sirvió para ayudar a los Aliados a ganar la guerra. Condenado por su condición de homosexual, acabó suicidándose con una manzana envenenada en el anonimato de su casa. Solo unos pocos supieron en su día de su papel en la victoria aliada. Hasta que décadas después se levantó el secreto y Turing obtuvo el reconocimiento que siempre mereció.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras