5 de enero de 2016

La clave del éxito de Rey, la nueva heroína del universo ‘Star Wars’

Muchas eran las dudas sobre los nuevos fichajes de J. J. Abrams para la ampliación de 'Star Wars'. Dados los antecedentes de la segunda trilogía de George Lucas, uno de los mayores temores de los fans era el encontrarse en el 'Episodio VII' con algún personaje odioso. No solo no ha sido así, sino que uno de los nuevos protagonistas ha entrado por la puerta grande en el Olimpo de las heroínas del cine. Se trata, claro está, de Rey, interpretada por la ahora archipopular y hace solo unos meses casi desconocida Daisy Ridley.
Con 23 años, esta londinense de la que algunos dicen que guarda cierto parecido físico con Keira Knightley tenía la difícil tarea de cargar sobre sus hombros con gran parte del peso de la nueva entrega de la saga. Poco se puede decir sobre su personaje sin lanzar spoilers, pero no hay más que echar un vistazo a las teorías que los orígenes de Rey han despertado en el ciberespacio para darse cuenta de cómo ha calado el personaje entre los fans.
Rocambolescas o acertadas ideas a un lado sobre quién es y cuál es su propósito en la franquicia, lo cierto es que el de Rey se ha desvelado como uno de los mejores personajes femeninos de la ciencia ficción en los últimos años. Es una huérfana, que tiene que trabajar duro recogiendo chatarra para poder comer cada día, que no parece tener amigos ni nadie cercano que cuide de ella, una pobre chica sola en un ambiente hostil.

Pero lejos de ser esta una historia dramática y dickensiana, lo cierto es que Rey es una joven luchadora, con más carisma del que ella nunca había imaginado, con un fuerte sentido de la responsabilidad, el deber y el honor y que es capaz de arriesgar su vida para proteger a BB-8, que no es otra cosa que un droide. Es eso y mucho más. Es fuerte, decidida y aunque espera a alguien ese alguien no es un héroe romántico que la salve de su triste existencia.
Su enigmático pasado y su futuro prometedor como heroína van a dar mucho juego –ya lo están dando– y prometen convertirla en una de las protagonistas femeninas más fuertes del género. No en vano, si se la compara con las últimas nacidas en la pantalla dentro de la fantasía o la ciencia ficción, sale ganando con un margen bastante amplio. 

Tiene mucho más carisma que Tris (Shailene Woodley en 'Divergente'), menos líos amorosos y amargura que Katniss (Jennifer Lawrence en 'Los juegos del hambre') y ni una pizca de la sabiondez de Hermione (Emma Watson en 'Harry Potter').
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras