8 de mayo de 2017

La importancia de Alfredo Landa en el cine español

Por M. J. Arias

En Paramount Channel somos conscientes de la importancia que Alfredo Landa tiene para el cine español y por eso hemos decidido homenajearle el martes 9 de mayo como se merece el día que se cumplen cuatro años de su muerte. Se le echa de menos y nada mejor que recordarle con algunos de los títulos más emblemáticos de su prolífica carrera. En el menú, 'El bosque animado' (10:30), 'El oro de Moscú' (12:45), '¡Vente a Alemania, Pepe!' (14:45), 'Cateto a babor' (16:45) y 'La ciudad no es para mí' (18:25). Con los años pasó de ser el 'macho ibérico' al tipo de mal genio.
Esto es algo que no pueden decir todos los actores. Durante los años setenta Alfredo Landa se convirtió en algo así como el arquetipo de macho ibérico. Un tipo bajito, moreno y fanfarrón que presumía de su capacidad para conquistar al sexo opuesto a ‘grito pelao’. ‘No desearán a la vecina del quinto’ inició lo que a la postre se dio en llamar ‘landismo’ y que duró hasta el final de la década.
El reconocimiento de Alfredo Landa, que ganó tres premios Goya (uno de ellos honorífico en 2008) y estuvo nominado en cinco ocasiones más, traspasó fronteras. El Festival de Cannes premió su trabajo en la magistral ‘Los santos inocentes’ concediéndole el galardón como mejor actor en su edición de 1984. Un premio que compartió ex aequo con Francisco Rabal.
Durante décadas, Alfredo Landa se dedicó a la noble tarea de hacer reír a una España que no atravesaba por su mejor momento. Curtido en el teatro, sus primeros años de carrera en el cine los dedicó a la comedia. Después vendría el llamado ‘landismo’. En esos comienzos tuvo la suerte de poder aprender de un maestro como Paco Martínez Soria, con el que compartió escenas en ‘La ciudad no es para mí’, película que puede verse en el ciclo preparado por Paramount Channel en su honor.
Pasados los setenta, Alfredo Landa recondujo su carrera dejando a un lado su vertiente más cómica para desarrollar un talento para el drama visto sobre las tablas. En esta etapa es cuando le llegaron los premios y los reconocimientos. Todas las nominaciones a los Goya mencionadas anteriormente son de esta época. Y algunas de sus películas más aplaudidas, como ‘El bosque animado’, con la que ganó su primer Goya y que puede verse en Paramount Channel, son parte de su lado dramático.
Cuando le llegó la madurez, Alfredo Landa apostó por el reciclaje y la alternancia de papeles cómicos con dramáticos. Así, hacía televisión con series emblemáticas de la pequeña pantalla como ‘Lleno, por favor’ y ‘El Quijote’ que protagonizó como Sancho Panza junto a Fernando Rey. En el cine, su último trabajo fue ‘Luz de domingo’ a las órdenes de José Luis Garci. Fue su último trabajo. Después la enfermedad le apartó de la actuación que tanto amaba.