La importancia de ser un buen timador en el cine

El cine es un manual de instrucciones para la vida y siempre nos está dando grandes lecciones. Si hiciéramos caso a algunas películas podríamos acabar vendiendo humo a precios de oro. Os traemos cinco películas que nos han enseñado el poder de un buen engaño.

LOS TRAMPOSOS

 

Nadie mejor que Tony LeBlanc y Antonio Ozores para mostrarnos cómo se gana la vida un timador honrado. La picaresca forma parte del ADN español y el timo de la estampita no alcanzó nombre hasta que nosotros lo empleamos. Ambos reflejan con humor una situación muy común en la España de los 60 y que, por desgracia, parece haber regresado a nuestras calles con la crisis actual. Aquellos que deseen seguir el camino de LeBlanc y Ozores tienen que procurar alejarse de las féminas como Concha Velasco que lo encandilarán a uno para montar una agencia de viajes honrada en la que se incluyen visitas a entierros.

LOS FALSIFICADORES

Durante la Segunda Guerra Mundial el bando alemán intentó crear libras falsas para desestabilizar de ese modo la economía del Reino Unido. Al pobre Salomon 'Sally' Sorowitsch le tocará ser el encargado de diseñar y emitir los nuevos billetes y más tarde de intentar falsificar el dólar Estadounidense. Las habilidades de Sorowitsch serán lo que le mantenga con vida durante todo el conflicto y, una vez terminado, le permitirán beneficiarse de una vida de lujo en la que se incluye el disfrute de los casinos de Monte Carlo.

DINERO SUCIO

 

La película protagonizada por Val Kilmer y Christian Slater nos enseña, en sus primeros minutos, una regla básica del estafador; hay que tener cuidado con el dinero marcado. Al personaje de Christian Slater aprende la lección y para su nuevo golpe, que le devuelva además a la cima de su grupo, tiene en mente hasta el papel que jugará el FBI en su plan.

SHADE, JUEGO DE ASESINOS

 

Donde hay juego hay trampas y en Las Vegas está concentrado el mayor negocio del juego del mundo. Lo saben Stuart Townsend, Gabriel Byrne y Thandie Newton, quienes planean estafar al rey del póker, Sylvester Stallone. Pero para robar a un ladrón hay que ser mucho más listo que él y hay que entrenarse muy duro o de otro modo las cosas podrían complicarse en exceso.

ATRÁPAME SI PUEDES

Steven Spielberg, Leonardo DiCaprio y Tom Hanks nos demuestran que unas manos hábiles, un espíritu viajero y una buena cara pueden ser muy útiles para reinventarse un futuro. El joven Frank Abagnale Jr (DiCaprio) consigue ser piloto, cirujano, agente del servicio secreto estadounidense y abogado y todo sin llegar a la mayoría de edad. Al final, las prodigiosas habilidades de Frank también lo salvarán de ir a la cárcel y se incorporará a las líneas del FBI.

  • Extras