17 de octubre de 2013

La semilla del mal, embarazos apocalípticos en la ficción

Un embarazo es signo de alegría y felicidad. Los futuros padres no pueden evitar sonreir y demostrar su amor por la nueva criatura, pero a veces los embarazos no son tan alegres como parece y presagian la llegada de un gran mal.

En el cine los bebés y los embarazos se han usado como vías de entrada del mal a este mundo y en más de una ocasión, ese futuro Anticristo nos trae el apocalípsis.

LA SEMILLA DEL DIABLO

Roman Polanski dirige esta aterradora cinta sobre el diablo y la creación del mal. La dulce Mia Farrow es Rosemary, la elegida para traer la mundo al hijo de Satán. Recién casada, ella y su marido se mudan a un edificio en el que nada es lo que parece. Tras un misterioso sueño en el que es violada por el mismísimo Lucifer, Rosemary se queda encinta y todo se precipita hasta su trágico destino.

El nacimiento de la criatura es inevitable igual que lo es el apego que siente su madre, Rosemary, hacia él, a pesar de toda la desgracia que el anticristo traerá al mundo.

LA SÉPTIMA PROFECÍA

Demi Moore espera feliz la llegada de su primer hijo hasta que una noche, ella y su marido, dan cobijo a un extraño hombre en su casa. Pronto descubre que ese hombre quiere que su bebé nazca muerto y así romper el séptimo sello que traería el fin del mundo.

En este caso no estamos ante el hijo del mal sino ante la llave para el Advenimiento de Cristo y el final de los días y solo la fe en Dios y en la bondad podrá salvar el bebé que Demi lleva en su vientre.

EL FIN DE LOS DÍAS

Arnold Schwarzenegger es el encargado de proteger a Robin Tunney, a quien el cielo ha marcado para ser la madre del Anticristo. Robin es Christine una mujer nacida con una marca en el brazo y que se ve seducida por un Satán disfrazado para poder concebir a la criatura. En sueños, el diablo intenta que Christine se quede embarazada mientras el Vaticano hace todo lo posible por evitar esa concepción.

LA CARA DEL TERROR

Charlize Theron y Johnny Depp protagonizan este extraño thriller en el que un astronauta sufre un accidente en el espacio y al regresar a su casa, algo en él ha cambiado. Cuando ella se queda embaraza comienza a darse cuenta de que su marido puede haber traído algún equipaje extra en su misión.

La película nos pone ante el dilema de eliminar el mal, sabiendo que ello provocaría la muerte de tu propio hijo o dejar que la naturaleza siga su curso y provocar de ese modo nuestra propia destrucción.

AMERICAN HORROR STORY

(Atención Spoilers) Connie Britton y su marido Dylan McDermont esperan la llegada de gemelos. Lo que no saben es que uno de los niños es en realidad hijo deun fantasmas y por lo tanto, el anticristo. Jessica Lange, abuela de la criatura y conocedora de este hecho, se asegura que la dieta de la embarazada contenga una gran cantidad de sangre y órganos crudos.

Ryan Murphy se vale de la exageración y lo kitsch para contar nuestro escalofriante futuro en el que, por supuesto, el mal triunfará sobre el bien.

HIJOS DE LOS HOMBRES

Acabamos nuestra selección con un bebé que viene a traer esperanza en un mundo que ya la había perdido y que por ello es perseguido y temido. En un mundo postapocalíptico, la llegada de una nueva criatura puede poner en peligro todo lo que los poderosos han luchado por conseguir. Clive Owen se encargará de proteger el futuro de nuestra especie en una cinta en la que la esperanza se ve como algo negativo y destructor.