29 de enero de 2015

Las 5 mejores películas de Christian Bale

Por Pedro Moral

Christian Bale es un actor de método. Quizá sea el tipo que más veces ha adelgazado y engordado por exigencias del guión. Pero en cualquier caso, este animal de la interpretación, esta consagrada figura de Hollywood, lleva 29 (debutó con 13) dando vida a personajes oscuros, complejos y de moral distraída. Además, Bale siempre será recordado por interpretar al Batman con más demonios interiores que se haya visto jamás.

En esta película coral de David O. Russell, Christian Bale interpreta al personaje central, junto al de Amy Adams, de la historia. El film es un laberinto donde nada es lo que parece y donde la gran estafa resulta tener como objetivo la felicidad, sin más. Solo por llevar ese peluquín de esa manera tan digna y esa barriga de forma tan irrisoria, Bale mereció el Óscar. Su interpretación destaca en una película que puede presumir de tener a unos cuantos de los actores más importantes de la actualidad. 'La gran estafa americana' tiene el gran reparto americano.

Para actuar en esta película Christian Bale tuvo que adelgazar 28 kilos en cuatro meses llegando a pesar 54 kg (aunque el sabía puesto los 45 Kg como objetivo). Bale estuvo meses alimentándose con un café, una lata de atún y una manzana al día. El resultado es escalofriante. El actor interpreta a Trevor Reznik un empleado de una fábrica que lleva años ocultando a sus compañeros su problema de insomnio. Su deterioro físico y psicológico es la consecuencia de que se vea marginado en el trabajo, más todavía cuando un compañero pierde un brazo por un accidente en el que él se ve involucrado. Este thriller psicológico rodado por Brad Anderson y con producción española es un buen ejemplo de hasta donde puede llegar Bale por la pasión a su trabajo.

Mary Harron adaptó la escalofriante novela de Bret Easton Ellis y el resultado fue este terrorífico drama donde Christian Bale se mete en la piel de Patrick Bateman, un tipo prácticamente perfecto y obsesionado con el vestuario, las cremas (que el mismo crea), su cuerpo, las marcas de lujo y la música. Cuanto más quiere encajar en el mundo de Wall Street más enfermiza se hace su obsesión que acaba por despertarle sus instintos más horribles y su sed de sangre. Este moderno y violento filme tiene algunas de las escenas más hilarantes que se recuerdan, como la competición por llevar la mejor tarjeta de presentación. Christian Bale, que ya de por sí es un tipo obsesivo, cuadra a la perfección en esta histérica película.

Para rodar este drama sobre boxeo basado en hechos reales Christian Bale bajó a los 66 kg. El actor tenía que interpretar a Dicky Eklund, un boxeador conflictivo y con talento que en los año 80 intenta redimirse entrenando a su hermano pequeño (Mark Wahlberg). El personaje que David O. Russell dibujó para Bale es una auténtica maravilla. Un triunfador que se ve envuelto en el mundo de las drogas y la delincuencia y que decide regresar al mundo de los vivos para encontrar la felicidad a través del éxito de los demás. Un auténtico trabajo de reclinatorio el de Bale que la Academia reconoció con su primer Oscar.

Si algo le ha cambiado la vida a este actor de método es haber interpretado al Batman de Christopher Nolan. El hombre murciélago de Nolan ha cambiado la forma de ver e interpretar a los superhéroes, ahora son más complejos, tienen dudas y muchas veces pueden parecer todo lo contrario de lo que representan, auténticos antihéroes. Christian Bale hace un trabajo excepcional con este Bruce Wayne lleno de dudas y demonios. 'EL CABALLERO OSCURO' es la mejor película de la saga, y quizá, una de las mejores películas sobre superhéroes de la historia. El secreto del filme es el duelo interpretativo entre Heath Ledger y Bale, entre Joker y Batman, ambos personajes son buenos y malos al mismo tiempo. Escalofríante película y sublimes interpretaciones.

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras