20 de febrero de 2015

Las 5 mejores películas de Drew Barrymore

Por M. J. Arias

Aquella niña de rostro dulce que gritaba a pleno pulmón cuando se tropezaba con un extraterrestre la mar de majo se ha convertido, con el paso de los años, en toda una princesa de la comedia romántica. Divertida, alocada y con una infancia traumática llena de alcohol y drogas, ha sabido reponerse y volver al cine para regalar al público su mejor sonrisa. Sí, es Drew Barrymore. Hija de actores (John Drew y Jaid Barrymore) y también ¿sobrina-nieta? del legendario Lionel Barrymore (el mítico Mr. Turner de ¡Qué bello es vivir!).

Una familia de larga trayectoria actoral en la que puede que uno de sus miembros más populares sea la propia Drew, que debutó en la pantalla con sólo tres años en un telefilm de título 'SUDDENLY, LOVE'. Y, aunque muchos piensen que Steven Spielberg le dio su primera oportunidad en el cine, en realidad fue Ken Russell con 'VIAJE ALUCINANTE AL FONDO DE LA MENTE' dos años antes de 'E.T.'. Para entonces ya tenía siete. Ha pasado mucho desde aquel lejano 1982, en su vida y en su carrera. Ahora suele apostar por la comedia y tiene una segunda faceta como productora.

5. ‘LOS ÁNGELES DE CHARLIE’ (2000)

No puede abordarse la accidentada carrera de Drew Barrymore sin su paso por el salto al cine de aquella mítica serie de los setenta. Se enfundó un mono de trabajo negro, bien ajustado, y ale, a dar cera a diestro y siniestro. Toda una mujer de armas tomar al servicio de Bill Murray y del misterioso Charlie arropada por Cameron Diaz y Lucy Liu. Ella era la agente algo ingenua y un poco patosa del grupo. Un papel para el que le vino que ni pintado su talento para la comedia.

Hay que reconocer que pese a ser una comedia romántica y algo tontorrona previsible desde el principio y ambientada en un instituto, 'NUNCA ME HAN BESADO' tiene su punto. Aunque solo sea por ver a Drew Barrymore caracterizada como Josie Asquerosi. Es la típica película para desconectar una tarde de domingo tirado en el sofá con una mantita. Es la historia de una paria de instituto americano que se supera a sí misma. Eso sí, ella ejerce de periodista infiltrada en clase como alumna que se encapricha con un profesor guaperas. Y sus modelitos no tienen parangón.

No todos los actores pueden presumir de haber trabajado a las órdenes de Woody Allen y, encima, salir airosos de la aventura. Porque seguirle el ritmo a los diálogos vertiginosos escritos por el director y guionista neoyorquino por antonomasia no es tarea baladí. Drew Barrymore fue una de las elegidas para participar en la cantarina TODOS DICEN I LOVE y allí estaba ella para dar el do de pecho y lo que hiciese falta. No salió mal parada del brete en el que se vio.

Fue su segunda película con Adam Sandler y uno de esos 'guilty pleasure' que llaman. Drew Barrymore da vida a una joven aquejada de un complejo problema. Carece de memoria a corto plazo y cada noche su cerebro resetea olvidando lo ocurrido durante el día. Así resulta complicado mantener una vida normal, hacer nuevas amistades y, mucho menos, enamorarse. Hasta que Henry aparece en su vida y acepta el reto de hacer que ella se enamore de él cada mañana. ¡Ay, cuánto romanticismo!

Es posible que en las anteriores películas incluidas en este post no haya consenso, pero con esta no hay lugar a dudas. E.T. es la mejor película de la accidentada carrera de Drew Barrymore. Es duro decirlo teniendo en cuenta que la rodó con solo 7 años y acaba de cumplir los 40, pero seguro que hasta ella misma está de acuerdo. Es la mejor por muchas razones. Porque marcó a toda a una generación, porque es una de las mejores películas sobre la amistad incondicional de los niños que se ha hecho y porque E.T. es parte del imaginario colectivo.

  • Extras