3 de enero de 2015

Las 5 mejores películas de Mel Gibson

Por Luís Fernández 

Siempre polémico, sus actos nunca han pasado desapercibidos y muchas de sus películas se han visto rodeadas de algún tipo de controversia. A pesar de no tener una carrera especialmente sólida como actor y estar algo ausente en los últimos años, hemos visto como el actor daba el salto a la dirección de la mejor manera posible, teniendo en su haber algunos grandes títulos propios. Es innegable su importancia y su saber hacer como director y el haber participado en alguna de las películas más icónicas de los 80. Repasemos sus 5 títulos fundamentales. 

5. La trilogía 'ARMA LETAL'

El gran éxito de taquilla para Mel Gibson en los ochenta y que consolidaría su estatus de estrella sería esta ligera cinta de acción con grandes toques de comedia en la que dos policías aparentemente sin nada en común verán como sus carreras se ven unidas por la lucha contra el tráfico de droga. Una sinopsis más bien corriente que sin embargo cobraba una especial relevancia en estas cintas en las que las persecuciones varias se entremezclaban con grandes dosis de humor y, claro está, por la evidente química entre Mel Gibson y Danny Glover que encarnaban a los dos policías protagonistas. 

4. La trilogía 'MAD MAX'

De trilogías va la cosa, vemos que no son cosa nueva. Si bien parece que hay consenso en que la tercera parte de esta trilogía, 'MÁS ALLÁ DE LA CÚPULA DE TRUENO', es más que olvidable a pesar de que Tina Turner escribiera una gran canción para la película, es incuestionable el valor de las dos primeras películas. Tanto 'SALVAJES DE AUTOPISTA' como 'EL GUERRERO DE LA CARRETERA' demostraron ser máquinas de entretenimiento con una atmósfera más que conseguida en un mundo destrozado por un apocalipsis nuclear. Piezas perfectamente engrasadas para un divertimento de primera. 

3. 'LA PASIÓN DE CRISTO'

La película más polémica de su carrera no la protagonizó el, sino que se encargó de la dirección. Pero si dejamos a un lado todo el escándalo que rodeo su estreno, nos encontramos ante una película verdaderamente descarnada con imágenes imperecederas sobre los últimos días de vida de Jesucristo. Un diseño de producción espectacular, su rodaje en arameo, su preciosa fotografía y banda sonora y una interpretación de Jim Caviezel dolorosa, hacen de esta una obra imprescindible en el cine bíblico. No apta para aprensivos. Se sufre, mucho, y Mel Gibson no puso reparos a mostrarnos tal sufrimiento en pantalla. 

2. 'APOCALYPTO'

Quizá la película más personal y hermosa que haya rodado Mel Gibson. En el ocaso del Imperio Maya, un hombre condenado para ser sacrificado decide huir y emprende la mayor de sus aventuras. Un espectáculo visual incuestionable y de ritmo frenético. Mel Gibson no pretendía realizar un relato histórico sino mostrarnos una civilización cuasi mítica. Un poema más que una descripción. Y ahí es donde Mel Gibson triunfa. Sus imágenes son imborrables, por belleza y crudeza. Apabullante en todos los sentidos. 

1. 'BRAVEHEART'

El número uno estaba claro, su película icónica por excelencia en la que aunó el éxito de público, con el de crítica y el reconocimiento en los Oscar por su labor. Un drama épico de casi 3 horas en donde Mel Gibson se guardó el papel protagonista del joven escocés que en el siglo XIV decide liderar una revuelta contra los ingleses a causa de los gravosos impuestos. Una película que recuperaba la esencia de las películas de aventuras y de los grandes dramas y que nos ofrecía uno de esos discursos que quedan gravados a fuego en la mente del espectador. Sin duda, un hito incuestionable en su carrera y una película para el recuerdo. No es perfecta pero tampoco necesita serlo. 

  • Extras