Las escenas más inovidables de Robin Williams

Por Fernando de Luis-Orueta

Robin Williams, uno de los grandes cómicos de la historia del cine, falleció hace ya 3 años (11/08/2014 ) a los 63 años de edad en trágicas circunstancias. Aprovechamos para recuperar siete momentos de este inmenso actor que nos han hecho reír y llorar a partes iguales.

En 1987 Robin Williams logró su primera nominación al Oscar interpretando a este soldado rebelde que se expresaba pinchando los grandes éxitos del momento.
En la película de Peter Weir, Williams interpretaba a un profesor de Literatura que enseñaba a sus alumnos el verdadero significado de la poesía. Y de la vida.
Steven Spielberg le encomendó un personaje mítico: Peter Pan, pero en una versión muy especial. Su Peter es un hombre adulto que había olvidado Nunca Jamás.
Aunque no se le ve, su voz y su gesto impregnan al genio de la lámpara maravillosa de Aladdin en la versión de Walt Disney. Y esta canción, 'Friend Like Me', escrita a su medida por Alan Menken y Howard Ashman, es uno de los mejores momentos de la historia del género.
Uno de los personajes más recordados de Robin Williams es el de este hombre, apartado de sus hijos, dispuesto a lo que sea por recuperarlos. Aunque sea travestirse en una institutriz inglesa. El enredo, con ese momento en el que su pecho postizo se prende fuego, es hilarante como pocos.
La versión 'made in Hollywood' del clásico del cine francés 'LA JAULA DE LAS LOCAS' tuvo el inmenso acierto de reunir a dos genios de la comedia como Nathan Lane y Robin Williams, que interpretaban a los padres de un joven que quiere casarse con la hija de un polítco conservador.
Si fue un profesor el que le dio su primera nominación al Oscar, fue otro el que le valió la estatuilla. En esta película de Gus Van Sant, con guión de Matt Damon y Ben Affleck, brinda una de sus interpretaciones más contenidas y emocionantes como un terapeuta con un pasado trágico.

  • Extras