10 de diciembre de 2015

Las infinitas miradas de Inma Cuesta

Por Luís Fernández
 
Inma Cuesta se ha convertido en uno de los nombres más reconocibles del panorama cinematográfico español actual. Ha sabido labrarse una buena carrera alternando el drama con la comedia, el cine con la televisión y el teatro. Nunca ha descuidado ninguna de sus grandes pasiones: el cante y la actuación corren por sus venas y así nos lo ha demostrado constantemente. Quizá es su mirada la que nos ha conquistado, profunda, calmada pero rabiosa, indescifrable.
 
Y es que esta actriz de origen valenciano pero cuya infancia transcurrió en Jaén pronto supo que su destino estaba estrechamente ligado al arte. Desde la Licenciatura en Arte Dramático en Córdoba hasta la escuela de Carmen Roche en Madrid la pasión por el escenario ha marcado de forma decisiva su vida. Y su mirada fue la que le otorgó el papel coprotagonista en el musical 'Hoy no me puedo levantar' de Nacho Cano y uno de sus primeros papeles de cara al gran público en la serie 'Amar en tiempos revueltos'. Un aura especial envolvía a esta actriz a la que los años le seguirían favoreciendo.
Los últimos cinco años han marcado los mayores hitos de su carrera. Si en el 2009 daba el salto definitivo a los hogares españoles gracias al gran éxito de 'Águila Roja'; en el 2011 ya se convertía en un rostro imprescindible gracias a la película basada en la serie y a su aparición en la gran comedia que resultó ser 'Primos'. Ya pocos podían resistirse a su mirada intensa que llenaba por completo la pantalla, que se demostró con creces en 'La voz dormida' de Benito Zambrano. Y bien pudo ser ese el año en que se reconociera a la actriz con los primeros galardones, pero la recién llegada María León compitió con su mirada verde y se llevó todos los reconocimientos. Si bien, el trabajo de ambas actrices era impecable.
En el 2012 ya era una de las actrices más cotizadas y así lo testificaron su aparición en tres de las películas más importantes de esa cosecha. Participó en el brillante thriller de Alberto Rodriguez 'Grupo 7', en la cinta de acción 'Invasor' de Daniel Calpasoro y en la 'Blancanieves' de Pablo Berger. Quizá ninguno de los tres papeles fuera especialmente relevante, pero no puede negarse el buen ojo a la hora de escoger proyecto. Estas tres cintas consiguieron 39 candidaturas a los Goya. Ella no resultó afortunada, pero no creemos que le preocupara demasiado.
Y en 2013 se produjo la gran explosión dando vida a la inolvidable Ruth de la alocada comedia '3 bodas de más' se ganó el cariño del público, y consiguiendo un importante éxito en taquilla aupado en gran medida por su imagen. Una cinta que, además, se alzaría con 7 nominaciones a los Goya, incluida una para la propia Inma, y se convertiría en la Mejor Comedia del año para los Premios Feroz.
Este 2015 ha supuesto su vuelta a las salas de cine con tres proyectos muy diferentes. La comedia 'Las ovejas no pierden el tren', la cinta musical 'Los miércoles no existen' y, el que puede que sea su proyecto más importante hasta la fecha, la adaptación de las 'Bodas de Sangre' de Federico García Lorca en 'La novia' de Paula Ortiz. Sin  duda, hasta el momento es la cinta con la que más elogios ha recabado y su nombre ya suena en todas las quinielas como la actriz a batir en esta temporada de premios. Sorprendentemente fuera de la Competición Oficial a concurso del Festival de San Sebastián, 'La novia' e Inma Cuesta, que son como uña y carne, ya han visto reconocida su labor al menos con las 9 nominaciones con las que parten para la III Edición de los Premios Feroz. Y, con toda probabilidad, esto solo es el principio.
 
Inma Cuesta ya es inseparable de 'La novia', comoesinseparable de su mirada. Inma cuesta ya es patrimonio de nuestro cine, es más que cine.
Artículos escrito por losExtras.es
No te pierdas a Inma Cuesta junto a Paula Ortiz, la directora de 'La novia', en  'Más que cine' este viernes 11 de diciembre a las 15:30.