28 de abril de 2017

Rocky V: La familia es lo primero

Pese a ser la entrega menos valorada de la saga según el propio Stallone (hasta confesó en 2008 en el programa de Jonathan Ross que en una escala de 0 a 10 le otorga un 0), Rocky V, injustamente nominada a siete Razzies, tiene aún algunas lecciones que darnos sobre integridad, superación, dignidad, responsabilidad y humildad. Como la de un guionista, Sylvester, que antepone las necesidades de una franquicia, basada en su propia experiencia, a su orgullo al ceder la silla de director al realizador responsable de la cinta original: John G. Avildsen. O como la de un veterano actor que decide quedarse en segundo plano y transferir el papel central a su hijo.

Como veis Rocky V es un pozo de sabiduría. Descubramos 17 años después los 5 consejos más importantes que nos dio.
'Rocky V' es una carta de amor y disculpas de Stallone padre a Sage, su hijo. En ella se arrepiente de haber dedicado demasiado tiempo a su carrera y haber descuidado su relación con Sage. Will y Jaden no inventaron nada. Sylvester también se disculpa con su esposa, a través del personaje de Adrian, por no escuchar sus consejos y acabar tomando un mal camino. En general, la idea que sobrevuela los fotogramas del filme es lo esencial del núcleo familiar, incluyendo también en él a su viejo amigo Paulie, para ser feliz.
Como hemos ido descubriendo en los diferentes capítulos de las aventuras del boxeador de Philadelphia, el mundo del boxeo es muy turbio. Mafias que controlan las apuestas, sobornos, juego sucio…Todo el mundo quiere sacar tajada. Por eso, no titubean ni un segundo a la hora de presionar a los deportistas para que bailen al son de su música. Es fácil caer en esta tentación le advierte Rocky a su joven aprendiz. Este no le escucha, cae en las redes de las mafias y, al final, paga las consecuencias.
Rocky V es el relato de una caída, un retorno a la casilla de salida. Las deudas del boxeador lo llevan de vuelta a su barrio natal. Su hijo, criado en la abundancia, conoce una nueva realidad de pobreza y miseria. Por ejemplo, cuando le comenta a su amiga que este año no podrá ir al parque de atracciones de Mickey Mouse y ella le da esta valiosa lección. Sylvester Stallone 1, Ken Loach 0.
Alguna gente habrá descubierto gracias a la serie de Netflix Por trece razones que hay muchos casos de abusos en las escuelas; otros, por desgracia, ya lo sabían por experiencia propia. Pero ya en 1990 Stallone nos mostraba la vivencia en el centro educativo en toda su crudeza.
Los guiones de Stallone para esta saga siempre se han caracterizado por un muy buen uso de frases grandilocuentes. Además, no son simple frases motivacionales para hacer tarjetas sino que son el legado de un hombre castigado por la vida en varias ocasiones pero que ha sabido recomponerse después de cada golpe. Siguiendo la lógica de esta frase, Rocky Balboa es un héroe con todas las letras.
  • Cine