9 de marzo de 2015

Las mejores apariciones de Will Smith en programas de televisión

Por Luís Fernández.

Will Smith llegó a nuestras vidas con 'El príncipe de Bel-Air' y lo hizo para quedarse. Ha sabido reconvertirse de músico frustrado a rompetaquillas y de ahí a actor respetado. Pero no solo de sus proyectos vive una estrella, hay todo un mundo a su alrededor de promoción y giras que nos han dejado todo un reguero de grandes momentos. Programas de televisión, alfombras rojas, partidos de tennis... cualquier lugar es bueno para conquistar al público. Echemos un vistazo a algunos de los mejores momentos de Will Smith fuera del plató de rodaje.

Quiero vivir la vida, cantando

Will Smith ama la música y, antes de descubrir su gran talento como actor, había hecho sus pinitos en la industria musical. A pesar de que ha tenido varios éxitos gracias a poner voz a las canciones que amenizaban sus películas como 'Men in black' o 'Wild Wild West'. Debido a esto no es raro que al ver un micrófono el actor se vuelva absolutamente loco y comience a rapear como si no hubiese un mañana. Si lo invitas a tu programa escóndelos o simplemente déjate llevar. A pesar de todo, sin duda, lo mejor del vídeo es cuando Will Smith le dice a David Letterman que se deje llevar y suelte al negro que lleva dentro y este, incapaz de no reírse, comenta que su mujer se llevará una grata sorpresa. 

No sin mi micro

En un nuevo episodio de Will atado a un micro esta vez se pone internacional y nos sorprende con sus dotes para aprender, o más bien imitar, nuevos idiomas. Aquí nos lo encontramos en 'Indian Idol', la versión India del famoso formato de cantantes popularizado en EEUU. Will Smith iba como invitado y le retaron a cantar unos cuantos versos en hindi. Sorprendentemente para todo el mundo, le salió mejor de lo esperado. O tiene muy buen oído o estaba ensayado. Nos da igual. El momento es impagable. La globalización era esto. 

Cualquier tiempo pasado ¿fue mejor?

Pues no lo tenemos nada claro. Está claro que tienen unos años más encima y que el tiempo no pasa en vano para nadie... pero que les quiten lo bailado, nunca mejor dicho, a Will Smith y Alfonso Ribeiro. Su participación en una competición de baile en 'El príncipe de Bel-Air' al ritmo de 'Jump on it' es sin duda uno de los más momentos más hilarantes que nos pudo dejar la serie. Y, sin duda, este reencuentro para bailarlo una última vez, durante la promoción de 'After Earth', fue un sueño hecho realidad. Una pena que Jaden Smith, el hijísimo de Will, rompiera un poco la magia del momento. 

Quiero ser como Beckham

A ver, en realidad sabemos que no, pero era por darle algo de emoción. El fútbol no es lo suyo, y probablemente solo lo conozca de oídas ya que este deporte en Estados Unidos goza de una mínima popularidad en comparación con el baloncesto o el béisbol. Aún así cualquiera puede aprender la técnica básica: golpear el balón con el pie. Pues, sin que sirva de precedente, hay algo que a Will Smith no se le da bien. Es, en parte, tierno verle fallar tan estrepitosamente en este intento de penalti. 

'Yes, we can'

La nueva esperanza estadounidense tenía un nombre, Barack Obama. El hizo soñar a los americanos con una campaña impecable. Y medio Hollywood cayó rendido a sus encantos. Will Smith y familia los primeros. Tras concedérsele el Premio Nobel de la Paz, Obama concedió esta entrevista a Will Smith en la que traten temas de política nacional e internacional. No es una gran entrevista, es simplemente curiosa y veréis a Will Smith asintiendo como quinientas veces por minuto. Así que valió la pena. 

Will 'Manos Rápidas' Smith

De pequeños todos hemos sufrido con ese endiablado cubo de Rubik, inventado para sacarnos de quicio, que lo tiráramos al suelo de la rabia y que comprásemos otro. El negocio perfecto. Sin embargo, hay quién le cogía el gusto, le pillaba el truco y empezaba una adrenalítica carrera contra sí mismo por batir sus tiempos. Will Smith pertenecía a este último grupo y así lo demuestra en este programa de televisión donde consigue acabarlo en tan solo 55 segundos. Y si hubiera estado en su casa y sin menos presión estamos seguros de que hubiera tardado menos. 

Danzad, malditos, danzad

Este es un caso claro de vídeo viral. Una estrella de cine que acude invitada a un programa de la televisión americana (si es al de Jimmy Fallon, como en este caso, mejor) que realiza una pieza no demasiado elaborada pero graciosa y que acaba obteniendo 25 millones de visitas en Youtube. Pues Will Smith lo hizo con este scketch sobre la evolución del hip-hop. No es el qué, sino el cómo. No es qué bailan, sino cómo la bailan. Apelando a la nostalgia y algunas gracias intercaladas es imposible ver este vídeo sin una sonrisa. 

Leave me alone!

Ser una superestrella no es fácil y no te libras de la atención ni en tus días libres. Aquí nos encontramos a Will Smith intentando disfrutar de un partido de tenis. El problema es que si te toca con Novak Djokovich un partido de tenis, a veces, nada tiene que ver con el tenis. Casualmente suena una canción de Will Smith en el estadio y Novak le reta a un baile. Estamos seguros de que la sonrisa de Will era forzada pero, como un señor, acepta el reto. Lo gracioso es ver al resto de asistentes que no se dan cuenta de que la cosa va con Will y se levantan también. Maravilloso.

El reencuentro

Acabamos con el vídeo más emotivo y en el que Will Smith pierde el protagonismo. El 11 de septiembre marcaría un antes y después en la forma en que los americanos se veían a si mismos; pero también genero toda una ola, peligrosa, de pensamiento en contra del Islam. Aquí, Will Smith y Muhammad Ali, personaje y leyenda, se reencuentran para rendir un homenaje a las víctimas con un discurso en pro de la tolerancia. Especialmente emotivo es el discurso de Ali, ya visiblemente afectado por la enfermedad de Parkinson, en el que se declara musulmán y recuerda que es el odio, no la religión, lo que causó los ataques. 

  • Extras