4 de marzo de 2014

Las mejores ‘buddy movies’ de la historia del cine

Por María Pérez

Las películas de colegas son un género en sí mismo (muy amplio) que se basa en la relación de amistad entre dos hombres que aparentemente no tienen nada que ver. Estas son algunas de las mejores.  


'RUTA DE MARRUECOS' (1942)
Protagonizada por Bing Crosby y Bob Hope, es la mejor de las que hicieron juntos en los años 30 y 40, que eran una excusa para exhibir las cualidades vocales de Crosby y la comicidad de Hope. No tenían demasiada trama, pero la química que surgía entre ellos es legendaria.



'ABBOTT Y COSTELLO CONTRA LOS FANTASMAS (1948)
De manera similar, Bud Abbott y Lou Costello produjeron una serie de películas en las que se enfrentaban a los famosos monstruos de la Universal. Aunque su amistad no es demasiado profunda, ésta, en la que Drácula decide que el cerebro de Costello es ideal para implantárselo a Frankenstein, tiene momentos realmente divertidos.



'FUGITIVOS' (1958)
Dos presos, uno blanco (Tony Curtis) y uno negro (Sidney Poitier) logran escapar , pero están encadenados, con lo que además de impedir que les cojan, tienen que encontrar a alguien que les ayude a separarse, con lo que deben dejar a un lado sus diferencias y colaborar.



'CON FALDAS Y A LO LOCO' (1959)
Una de las mejores películas de la historia del cine, dirigida por Billy Wilder, colocó a Jack Lemmon y Tony Curtis como dos músicos que se infiltran en una orquesta de mujeres (travestidos) para escapar de una banda de mafiosos tras ser testigos involuntarios de la Matanza de San Valentín.



'EL LIBRO DE LA SELVA' (1967)
Walt Disney se inspiró en una novela de Rudyard Kipling para contar la historia de un bebé que es abandonado en la selva y que, tras criarse en una manada de lobos, pasa al cuidado de una un oso, Baloo, con el que surge un amistad muy tierna.


'LA EXTRAÑA PAREJA' (1968)
Un maniático de la limpieza, Felix (Jack Lemmon), y un adán, Oscar (Walter Matthau), se ven obligados a convivir y a aceptarse. Los brillantes diálogos de Neil Simon y la incuestionable química entre ambos actores hacen maravillas.



'DOS HOMBRES Y UN DESTINO' (1969)
Dos de los actores más atractivos que ha dado la historia del cine, Paul Newman y Robert Redford, se juntaron en este western para interpretar a dos forajidos, Butch Cassidy, el amigo listo y hablador, y Sundance Kid, el amigo serio. Lo hacen todo juntos, tanto que hasta comparten mujer.



'LUNA DE PAPEL' (1973)
Un timador (Ryan O'Neal) y su hija (Tatum O'Neal), a la que conoce en el entierro de su madre y cuya paternidad niega, se convierten en pareja delictiva haciéndose pasar por vendedores de Biblias a domicilio, en esta deliciosa y melancólica comedia dirigida por Peter Bogdanovich.



'EL HOMBRE QUE PUDO REINAR' (1975)
El gran John Huston dirigió uno de los clásicos del cine de aventuras con una pareja que rivaliza en atractivo con la de Dos hombres y un destino: Michael Caine y Sean Connery. Dos desertores del ejército británico deciden convertirse en reyes de un remoto lugar en la India que no ha recibido visita occidental desde Alejandro Magno. Para ello intentan convencer a la población de que uno de ellos es un dios.



'EL EXPRESO DE CHICAGO' (1976)
Otro par de actores que formaron una improbable pareja cómica a la cabeza de varias películas fueron Gene Wilder y Richard Pryor. En esta, un viajero de tren es acusado de un crimen que no ha cometido, y encuentra en un ladrón la ayuda necesaria para limpiar su nombre y salvar a la chica de sus sueños de las zarpas del verdadero criminal.



'GRANUJAS A TODO RITMO' (1980)
Dos hermanos (Dan Ayckroyd y John Belushi) se imponen como misión recaudar el dinero necesario para salvar el orfanato en el que se criaron, organizando un concierto antológico. No sólo es una gran película de colegas, sino que tiene una de las mejores bandas sonoras posibles, cuyos cantantes, la plana mayor del rhythm and blues y el soul de la época, aparecen como secundarios en la película.



'LÍMITE:48 HORAS' (1982)
Y para parejas improbables pero resultonas, la que forman Nick Nolte y Eddie Murphy en esta película que inspiró muchas de las películas de policías que se hicieron en los 80 y los 90. En ella un policía se alía con un convicto para encontrar a un asesino de policías.



'MEJOR SOLO QUE MAL ACOMPAÑADO' (1987)
Dos hombres muy diferentes (John Candy y Steve Martin) que intentan llegar a casa por vacaciones se ven obligados a compartir y a convivir en diferentes medios de transporte, a cual más loco.



'ARMA LETAL' (1987)
Descendiente directa de Límite: 48 horas, es un ejemplo perfecto de ese subgénero de las películas de colegas que son las de patrullas policiales. Mel Gibson es un policía cabeza loca que patrulla con Danny Glover, más veterano y poco amigo de los riesgos en servicio. Dos opuestos que desarrollan una amistad sólida, tierna y muy divertida.



'HUIDA A MEDIANOCHE' (1988)
Es la película que mejor define la idea de “buddy movie”: Robert de Niro despliega su mejor vena cómica y hace pareja con el comediante Charles Grodin, un irritante contable al que tiene que proteger hasta que se celebre el juicio en el que tiene que declarar.



'TOY STORY' (1995)
Dos juguetes, un vaquero bonachón y un astronauta algo fanfarrón, que compiten por los afectos de un niño se ven obligados a trabajar juntos para volver a su casa. Una historia encantadora e inesperadamente profunda que dio lugar a dos secuelas, sobre todo una tercera que la supera en profundidad y en calidad.



'SWINGERS' (1996)
La exaltación de la amistad llevada a las últimas consecuencias: un cómico (Jon Favreau) pasa por un momento delicado tras abandonarle su novia y no encontrar trabajo. Son sus amigos, sobre todo el verborreico Rob (Vince Vaughn) los que le apoyan y ayudan a reflotar su existencia.



'ROMY Y MICHELE' (1997)
Dos amigas alocadas (unas divertidísimas Lisa Kudrow y Mira Sorvino), que en el instituto soñaban con ser ricas y famosas, tienen que enfrentarse a la dura prueba de una fiesta de excompañeros unos cuantos años después. Para no pasar la vergüenza de que sepan los demás que son unas fracasadas, les hacen creer que son las inventoras de los postit. Aunque no responde exactamente a la fórmula de buddy movie, la creíble relación que se establece entre estas dos eternas adolescentes merece mucho la pena citarse aquí.



'UNA TERAPIA PELIGROSA' (1999)
El punto de partida de esta comedia del recientemente fallecido Harold Ramis es tan descacharrante como su desarrollo. Un gánster (Robert de Niro) en plena crisis de identidad acude a la consulta de un psicólogo judío (Billy Crystal) al que conoce cuando chocan sus coches. Al final, ambos se ayudan mutuamente para salir del mal momento en que se encuentran.



'ENTRE COPAS' (2004)
Esta es como la continuación de las películas de colegas. ¿Qué pasa años después de que se forje una de estas improbables amistades? Un profesor cascarrabias y amante del vino y su amigo, un actor pagado de sí mismo, van a visitar los viñedos de California, en un viaje que permite muy buenos momentos cómicos y en el que se revelan las sutilezas que ayudan a comprender la relación entre dos seres humanos perdidos en sus imperfecciones.



ZOMBIES PARTY (UNA NOCHE DE MUERTE' (2004)
La primera de las películas de colegas dirigidas por Edgar Wright e interpretadas por Simon Pegg y Nick Frost cuenta la historia de un hombre mortecino que decide dar un nuevo aire a su vida reconquistando a su exnovia, reconciliándose con su madre y enfrentándose involuntariamente a un grupo de muertos vivientes con la clara misión de devorar a los vivos que encuentren a su paso.



'SUPERSALIDOS' (2007)
Dos amigos desde la infancia ven como su relación se pone a prueba con la llegada de la edad adulta y de la búsqueda del amor. Michael Cera y Jonah Hill son una especie de Laurel y Hardy en una comedia sexual desternillante producida por Judd Apatow y con guión de Evan Goldberg y Seth Rogen.



'TE QUIERO, TÍO' (2009)
Un agente inmobiliario (Paul Rudd), a punto de casarse con la chica de sus sueños, no tiene ningún amigo que haga de padrino en la boda. Accidentalmente conoce a Sydney (Jason Segel), que no sólo se hace su amigo, sino que le ayuda a conectar con su masculinidad, perdida hace mucho tiempo.


'UP' (2009)
Y para amistades improbables, la que surge entre Carl, un anciano melancólico que echa de menos a su esposa, y Russell, un joven scout que llama a su puerta para venderle galletas. Atando miles de globos al tejado de su casa, Carl pretende realizar su viejo sueño de viajar a Sudamérica, y en el intento arrastra en el vuelo a Russell. Una maravillosa fábula contada con delicadeza en la que la comedia se mezcla con suspense y aventura.


'PRIMOS' (2011)
Tras ser abandonado en el altar, Diego (Quim Gutiérrez) emprende un viaje a Asturias con sus dos primos, Julián (Raúl Arévalo) y José Miguel (el fabuloso Adrián Lastra) para intentar recuperar la alegría y la despreocupación de la infancia y adolescencia que pasaron allí. Una de las mejores comedias españolas de los últimos tiempos y la mejor de las dirigidas por Daniel Sánchez Arévalo, es la versión española de las películas de colegas.


'INTOCABLE' (2011)
Y nuestro país vecino también ha dado películas de este género. Una de ellas, la más reciente, es esta historia buenrollista y amable de un aristócrata que se queda tetrapléjico y contrata a un senegalés para que le ayude. Entre ellos se produce un intercambio de conocimientos y cualidades que les sirven para evolucionar y que son la base de su amistad.

 

  • Extras