1 de agosto de 2014

Las mejores adaptaciones de los hermanos Grimm

Por María Pérez

Jakob y Wilhelm Grimm, esos escritores del romanticismo alemán que son retratados en la fantasía delirante de Terry Gilliam titulada 'EL SECRETO DE LOS HERMANOS GRIMM' y que emite Paramount Channel, han servido de inspiración en muchísimas ocasiones al mundo del cine, aunque es cierto que muchos de sus cuentos están sacados de la tradición oral europea y fueron también inmortalizados por el francés Charles Perrault. Aquí tenemos algunas de las versiones de sus historias, ordenadas de más literal a más libre.

‘BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS’ (1937)

La primera de las once adaptaciones del  personaje de los Grimm también fue el primer largometraje de animación de la factoría Disney, y uno de los más truculentos de la casa.  Y también es uno de los que contienen más escenas recordadas por  varias generaciones de espectadores. La escena de la huida por el bosque,y la transformación de la madrastra en bruja  son terroríficos.

‘LA BELLA DURMIENTE’ (1959)



Disney hizo mucho por la popularización masiva de los cuentos europeos, mezclando elementos de las versiones más conocidas de los mismos, escritas por Charles Perrault y los Hermanos Grimm. La última de las películas de la Disney producida por el mismo Walt fijó sus ojos en la historia de una joven y bella princesa llamada Aurora que tiene que luchar contra el maleficio que pende sobre su cabeza y sobre la de todo su reino. Lo mejor: las graciosas tres hadas madrinas y, sin duda, Maléfica.

‘POR SIEMPRE JAMÁS’ (1998)

Drew Barrymore se convirtió por una vez en una princesita adorable en esta versión amable y preciosista del cuento de 'La cenicienta'. Dougray Scott hace un príncipe encantador realmente encantador, y la escena del baile  en la que se conocen es  delicada y colorista,. No aporta mucho, pero es muy bonita.

‘ENREDADOS’ (2010)



Los Grimm no son solo Caperucita, Blancanieves, Bella Durmiente y Cenicienta. Otra de sus creaciones femeninas memorables es Rapunzel, la princesa de pelo kilométrico  encerrada en una torre por designio de una malvada bruja. Disney lo llevó al cine  y recuperó parte de la magia perdida en los últimos años. Lo mejor sin duda es la canción ‘Mother Knows Best’, interpretada por Donna Murphy.

‘ENCANTADA’ (2004)

Cenicienta ha sido la base declarada o no de muchas películas.  En este caso, Anne Hathaway es la encantadora Ella, una princesa con el don de obedecer, concedido por una hada madrina un poco rencorosa, que va en busca de su príncipe azul, interpretado por Hugh Dancy. Más allá del cuento, destaca su sentido del humor, el cariño con que está hecha y los números musicales, que son muy divertidos.

‘BLANCANIEVES’ (2012)



De las tres versiones sobre el cuento de los Grimm que surgieron ese año, la mejor es sin duda la muda y en blanco y negro de Pablo Bergés.  Trasladada a la España gitana de toreros y folclóricas, Blancanieves mira con los ojos desarmantes de Macarena García y se enfrenta a una madrastra fascinante, Maribel Verdú como mala malísima, en compañía de un grupo de enanos toreros que incluyen uno enamorado y principesco.

‘BLANCANIEVES: LA VERDADERA HISTORIA’ (1997)



Bastante antes del boom de Blancanieves en 2012, un desconocido Michael Cohn dirigió esta versión realista del cuento de los Grimm. Ambientada en el tiempo de las Cruzadas, cuenta la historia de una joven cuya madrastra vanidosa odia, con manzana, espejo, unos mineros que no son enanos y sin final feliz. Lo mejor sin duda es Sigourney Weaver y sus momentos de coqueteo con su propio reflejo.

‘SIN SALIDA’ (1996)

El cuento de Caperucita roja sirvió de inspiración para este thriller en el que el lobo es sustituido por un pedófilo violador y asesino interpretado por un encantador y sádico Kiefer Sutherland y con Reese Witherspoon como una no tan cándida jovencita que va en busca de su abuela, a la que no conoce, después de que su madre y su padrastro son arrestados.

‘EN COMPAÑÍA DE LOBOS’ (1984)

El director irlandés Neil Jordan cogió el cuento de Caperucita Roja y lo convirtió en una historia de terror, hoy película de culto, que recuperaba algunos elementos truculentos que sí estaban en la versión original menos edulcorada que la que escribieron los Grimm y Perrault.  La abuelita y narradora es Angela Lansbury, y contiene escena realmente perturbadoras.

'EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS HERMANOS GRIMM' (1962)



Wilhelm y Jakob Grimm cobraron vida en los rostros del guapísimo Laurence Harvey y Karlheinz Böhm y su biografía aparece entrelazada con tres de sus cuentos. Algo trasnochada ya en su época, tiene sin embargo el encanto de las películas antiguas, y sin duda los cuentos destacan sobre la parte biográfica, por su sentido del humor y su deliberado estilo 'camp'.

‘HANSEL Y GRETEL: CAZADORES DE BRUJAS’ (2013)

Jeremy Renner y Gemma Arterton son los gemelos que escaparon de  la casa de chocolate de la vieja bruja, y que años más tarde se han convertido en una pareja de guerreros aguerridos que luchan contra el mal. Con el secuestro de once niños que van a ser sacrificados y la salvación de una joven a la que se acusa de brujería, descubrirán cosas sobre su infancia y sus padres. Vale, no tiene mucho que ver con el cuento original, pero es entretenida y los personajes son los de los Grimm, aunque nos pese.

‘HARD CANDY’ (2005)



La capa con caperuza se convierte en sudadera y la inocente jovencita se convierte en cazadora de pedófilos muy capaz de defenderse por sí sola, aunque estos sean tan arrebatadoramente guapos y aparentemente poco malvados como Patrick Wilson, un auténtico lobo con piel de cordero. Y si no queda clara la referencia al cuento original, ahí está esa escena final en la que ella desaparece en el bosque echando brevemente la vista atrás.

  • Extras