Las películas clave de Daniel Craig, ¿mucho más que James Bond?

Por Pedro Moral

Cuando oímos su nombre automáticamente pensamos en Bond, James Bond, pero lo cierto es que Daniel Craig, el actor que revitalizó la saga del personaje de Ian fleming, es mucho más que el agente del servicio secreto británico. A lo largo de su carrera, que siempre ha estado marcada por su comienzo en la compañía británica National youth Theatre, el actor ha tenido personajes muy distintos. Ha cambiado de género, de roles, ha sido héroe y villano. Lo  único que este inglés de ojos azules no ha cambiado nunca es la postura de sus 'morritos'. 

Es complicado hacer obras maestras sobre la mafia porque ya hay demasiadas: 'El Padrino', 'Uno de los nuestros', 'Muerte entre las flores'... Sin embargo, Sam Mendes tuvo la osadía de intentarlo (y quedarse muy cerca) con 'Camino a la perdición'. En esta película neo-noir que transcurre durante los años de la Gran Depresión Tom Hanks es el asesino a sueldo de un jefe de la mafia interpretado por Paul Newman. Para el papel del hijo de éste, un tipo sin escrúpulos, malvado, mezquino, despiadado y cobarde, Mendes eligió a Daniel Craig. No aparece en demasiadas escenas pero su presencia es lo suficientemente impactante como para que todo el mundo se quedara con su nombre. Daniel Craig hizo muy bien su registro malvado y es extraño que desde entonces no le llovieran ese tipo de papeles. 

El actor de mandíbula marcada no solo sabe pegar tiros, perseguir a los malos o decir frases ingeniosas. También sabe enamorar a poetisas de los años 50 como la Sylvia Plath que interpreta Gwyneth Paltrow en 'Sylvia'. En este drama romántico Daniel Craig enseña su lado más tierno, el de un hombre robusto, atractivo, inteligente y pasional que consigue robarle el corazón a una jovencita americana. La historia de amor que viven estos dos personajes está basada en la pasión ciega y también en el vínculo intelectual. Daniel Craig demuestra en esta pelícual de Christine Jeffs que también es muy válido para transmitir sensibilidad y enamoramiento. No tanto como Hugh Grant, pero casi.

Jon Favreau dirigió en 2011 un western, una rara joya de ciencia ficción y una magnífica película de aventuras titulada 'Cowboys & Aliens'. Algunos la denostaron y otros la consideran una obra maestra. Pero el caso es que su guión elaborado por diez manos, dos de ellas las de Damon Lindelof, es espectacular. Harrison Ford hacía años que no estaba tan bien, su papel es de los memorables. Sin embargo, Daniel Craig no se queda corto en el papel 'leoniano' de un vaquero amnésico que misteriosamente tiene una conexión con los extraterrestres que atacan el viejo oeste de 1873. Colonos e indios se unen para defender sus tierra en esta película que puede considerarse de culto. Un registro único para un actor único como Craig.

Con todo lo duro que parece, Daniel Craig también sabe pasar miedo. Lo hizo junto a Rachel Weisz y Naomi Watts en 'Detrás de las paredes', un thriller psicológico y de terror en el que el actor inglés interpretaba a un editor de Nueva york que se traslada a Nueva Inglaterra a una casa en la que hubo una horrible tragedia. Asesinatos, niñas que dan muy mal rollo y que aparecen de repente, sombras, sonidos y sustos, muchos sustos. Estos son los ingredientes de la única película de terror que este actor hecho y derecho se ha atrevido a hacer.

"Póngame un Martini" dice Daniel Craig en una escena de 'Casino Royale'. "¿Lo quiere  mezclado o agitado?", pregunta la camarera a lo que este renovado 007 contesta: "¿Tengo cara de que me importe?". Sin duda la mayor revolución del personaje de Ian Fleming la ha llevado a cabo este actor que ha encontrado la cima artística de la saga junto a Sam Mendes, primero en 'Skyfall' y se espera que también en la próxima 'Spectre'. Al principio su rostro de facciones tan marcadas, sus ojos tan azules y su musculoso cuerpo no daban el pego como el agente secreto pero a medida que uno comienza a verle en cualquiera de sus películas de James Bond, la duda queda resuelta. Es complicado decir que es el mejor James Bond, pero si no lo es, se queda cerca. 

  • Extras