4 de noviembre de 2016

Las películas con nombre propio de Tom Hanks

Por M. J. Arias

La carrera de Tom Hanks está plagada de nombres propios de todo tipo y condición. Sin embargo, llama la atención el hecho de lo bien que le suele ir con las películas con nombre propio. Es decir, esas en las que el apelativo del personaje va en el titulo. No son tantas, pero la muestra es representativa de su extenso currículum. La última, 'Sully', un héroe reciente americano que le ha puesto por primera vez a las órdenes de Clint Eastwood. Las anteriores también son significativas: la gran injusticia de su carrera, su debut como director, su personaje más entrañable y uno de los, quizás, más polémicos.
A las órdenes de Clint Eastwood y con el pelo tintado de blanco, Tom Hanks se mete en la piel del piloto Chelsea 'Sully' Sullenberge, un héroe reciente de la historia estadounidense. Su pericia a los mandos de un avión comercial salvó la vida a los 155 pasajeros a bordo y a la tripulación. Poco tiempo después de despegar el aparato sufrió una avería y el comandante tuvo que aterrizar sobre el río Hudson. Un amerizaje, que llaman. Fue en 2009 y ahora tiene su propia película.
Fue su debut como director y aunque las críticas no fueron del todo las esperadas, lo cierto es que tampoco era tan mala como quisieron verla algunos. Se trataba de una historia sobre las segundas oportunidades y la crisis de la mediana edad. El protagonista era Larry Crowne, un hombre al que despiden, al que las deudas le llueven pero que aún así decide matricularse en la universidad, donde se enamora de una profesora con la pinta de Julia Roberts.
Forrest es Forrest y ya está. Un tipo que puede no parecer muy listo pero que es de una nobleza y un pragmatismo arrolladores. Robert Zemeckis le hizo ser partícipe de algunos de los momentos clave de la historia reciente estadounidense y le convirtió en uno de los personajes más queridos del cine. Hanks estaba simplemente asombroso en el papel y le valió su segundo y hasta ahora último Oscar.
Curiosamente la actuación de Hanks en esta ocasión no obtuvo el reconocimiento de la Academia que se habría merecido. Ni siquiera estuvo nominado. Solo por esa escena del final en la enfermería, solo por eso, ya se merecía al menos la candidatura. Richard Phillips era el capitán del carguero Maersk Alabama secuestrado en 2009 por piratas somalíes en un hecho sin precedentes. Más de dos siglos hacía que unos piratas no se atrevían con un buque americano. Una figura actual y algo controvertida ya que no todas las voces estaban de acuerdo en si el comportamiento del capitán fue tan heroico como refleja la película.
En 'La guerra de Charlie Wilson' Hanks se atrevió con este controvertido congresista que se lanza a una campaña recaudatoria para lograr el dinero suficiente con el que financiar a los afganos para que logren expulsar a los comunistas del país. Ambientada en la década de los ochenta, refleja cómo desde estados unidos se financió el posible germen de la complicada situación posterior de Afganistán. Una película en la que Hanks lucía especialmente gracias al guión de Aaron Sorkin, un maestro de los diálogos.
Artículo escrito por LosExtras.es