Las películas de Julie Andrews a través de 6 canciones

Por Pedro Moral 

Su primer público fueron tropas británicas, Julie Andrews y Petula Clark actuaron durante toda al Segunda Guerra Mundial por todo Reino Unido. Un día le llegó, en 1947, su primer papel de teatro, en la obra 'Starlight roof'. Andrews debutó en el London Hippodrome y siete años después ya estaba en Broadway con 'The Boy friend'. En 1956 llegó la obra que la catapultó,  'My fair Lady', que protagonizó con Rex Harrison y que fue un éxito de taquilla. 

Sin embargo, fue el cine el que hizo de esta actriz y cantante inglesa que hoy cumple 80 años un icono generacional. Hay tanta música en su filmografía que no nos hace falta nada más que seis canciones para repasar su vida. 

La que nunca llegó a hacer

Julie Andrews fue la primera actriz en protagonizar 'My Fair Lady' en Broadway. La obra tuvo tanto éxito -en su día se convirtió en el musical de mayor permanencia en cartel de la historia- que se decidió hacer una adaptación cinematográfica. George Cukor fue el encargado de llevarlo a la gran pantalla en 1964. Lo evidente hubiera sido contratar a Julie Andrews pero el presidente de Warner Bros, Jack Warner, quería una estrella para el papel protagonista, y la actriz apenas había hecho cine. Finalmente se descartó y fue Audrey Hepburn quien se hizo con el papel. 

La película se alzó con 8 premios Oscar incluidos mejor película y director, sin embargo, precisamente el de actriz no fue para Hepburn sino paraJulie Andrews por su interpretación de Mary Poppins. Ironías del destino. 

La que le dio la fama

Una palabra 'supercalifragilisticoespialidoso' fue suficiente para que Julie Andrews alcanzara la fama. Bueno, una palabra y una colección de canciones inolvidables compuestas por Richard M. ShermanRobert B. Sherman, dos tipos que tuvieron que aguantar las manías de la señorita Travers (autora del libro original) para dar a luz temas como 'A Spoonful of Sugar' o 'Pavement Artist (Chim Chim Cheree)', obras maestras que la voz de Andrews repartió por millones de casas. Para muchos la infancia no sería lo mismo sin esta institutriz que surca los cielos con su paraguas. 

La que le convirtió en icono

Tras el Oscar, el Globo de Oro y el Grammy al mejor álbum para niños parecía que había tocado techo. Pero no. Un año después protagonizó 'Sonrisas y lágrimas', en la que interpretaba a una novicia convertida en institutriz para cuidar a los siete hijos de un militar retirado. La casa es casi un cuartel pero María, así se llama su personaje, consigue devolver la alegría a los niños y ganarse el respeto de todos con canciones como: 'The Sound of Music','Do-Re-Mi' o 'My Favorite Things'

Esta vez no ganó el oscar pero fue el papel que la elevó a verdadera estrella de Hollywood. 

La que fue su gran fracaso

No todo fue un camino de rosas para la actriz. En 1968 protagonizó 'Star!', un biopic sobre la actrizGertrude Lawrence, una corista inglesa convertida en diva que trabajó con los mejores pero cuya frustrante búsqueda vital consistía en encontrar un amante que la adorara tanto como el público que la aplaudía desde la butaca. Los números musicales, más melodramáticos, nostálgicos e íntimos como este 'Someone to Watch over Me', no calaron en los espectadores. Este filme dirigido por Robert Wise estaba llamado a repetir los anteriores taquillazos pero su mayor fracaso comercial.

La que le regaló su marido

Al contrario que Gertrude LawrenceJulie Andrews sí que encontró una pareja perfecta en su segundo marido, el director Blake Edwards. Este la dirigió en '10, la mujer perfecta', 'Sois honrados bandidos' y el gran éxito '¿Victor o Victoria?'. Gracias a esta película en la que Andrews interpreta a un travesti que recorre con enorme éxito los cabarets de Chicago, la actriz obtuvo su segundo Globo de Oro y una nueva nominación a los Oscars. Muchos críticos consideran que Victoria fue su mejor papel, tenga o no razón, lo que sí es seguro es que actuaciones como 'Le Jazz Hot' pasarán a la historia. 

La de despedida

A finales de los años ochenta y durante los noventa apenas apareció en películas. Cuando en 1998 fue operada de una enfermedad en la laringe la actriz declaró que no volvería a los escenarios ya que no podía cantar. Pese este triste panorama para todos los fans, Julie Andrews ha hecho varios cameos y colaboraciones especiales como esta del año 2002 en la comedia protagonizada por Kathy Bates 'Amor sin condiciones'. En un momento del filme, el avión en el que va Bates pasa por una tormenta y mientras todos los pasajeros entran en pánico la gran Julie Andrews -interpretándose a sí misma- decide ir a la cabina y consolarlos cantando 'Getting to Know You', uno de los temas de 'El rey y yo'.  

Y aunque la actriz perdiera la voz siguió actuando y cosechando más éxitos como ese taquillazo titulado 'Princesa por sorpresa'. 

  • Extras