23 de octubre de 2015

Las películas más locas de Raphael, ese actor que se atreve con todo

Por Pedro Moral

Está claro que Raphael es uno de los grandes artistas españoles del último siglo. Sus discos, sus giras, sus premios y su estilo (único) a la hora de cantar le avalan. Pero es que además Raphael ha sido un actor importantísimo en la época en la que los musicales eran el género favorito en nuestro país. Y no solo eso, lo bueno de Raphael era que sus películas, la mayoría comedias, obviamente, no eran las típicas historias románticas, en sus personajes solía haber motivaciones más complejas. De su corta filmografía la mitad de los personajes que ha interpretado son bastante 'locos'. 

Por eso Raphael es un artista como la copa de un pino. Porque se atreve con todo. Por ejemplo:

Eso pasó en su segunda película con Mario Camus, 'Al Ponerse el sol'. En esta comedia musical interpretaba a un famoso cantante y actor que se encontraba en lo más alto de su carrera. ¿Juego de espejos? Efectivamente. Sin embargo, el cansancio y el acoso de la prensa le pasan factura. Aquí se acaban las coincidencias entre actor y personaje, ¿Raphael cansado? NUNCA. 

El caso es que de tanto estrés el protagonista de 'Al ponerse el sol' decide ingresar en una clínica de reposo y cuando sale decide ir a una casa al norte para seguir relajándose. Allí se obsesiona con la historia de los inquilinos de una casa próxima...

 

Efectivamente, en una de las películas que rodó con Vicente Escrivá el actor interpretaba a un hábil ladrón de cajas fuertes de París. Cuando las autoridades comienzan a pisarle los talones se va a Madrid y comienza a trabajar como cantante, porque el ladrón canta que no veas...

La mujer que ama es secuestrada y asesinada y esto le provoca tal bajona que decide recluirse en un convento. Esta película se titula 'El Ángel' y para muchos es el mejor título de Raphael. 

'Sin un adiós' no podría ser una película normal dentro de la filmografía de Raphael sino fuera porque la escena en la que se viste de payaso para interpretar 'Balada Triste de Trompeta' inspiró a Álex de la Iglesia para su película homónima, protagonizada por dos actores de la talla de Carlos Areces y Antonio de la Torre

En 'Sin un adiós' Raphael vuelve a meterse en la piel de una gloria acosada por sus fans y castigado por las obligaciones publicitarias. Sus lloros a ritmo de trompeta son ya parte de la historia del musical español. 

 

Raphael también ha tocado la tragedia. En 'Volveré a nacer' interpreta (de nuevo) a Álex, una estrella de la canción. Junto a su colaboradora, Mónica, organizan un truco publicitario para promocionar a su protegido. La pantomima va de que Álex dispare contra el cantante cuando este anuncie su matrimonio. Las balas son de fogueo, o eso creen...

Este drama dirigido por Javier Aguirre fue el último antes de que Raphael se tomara un largo descanso en la actuación

 

En un momento de su carrera interpretó a Raphael Martos el soldador. Una aparición de cinco segundos en el corto de culto 'Mi novio es bakala', una especie de cuento esperpéntico, sucio y extremo sobre la generación de la música máquina.

Y entonces llegó 'Mi gran noche', una de sus mejores canciones para dar título a una película deshinibida y completamente desquiciada (en el mejor de los sentidos) de Álex de la Iglesia

Aquí Raphael interpreta a Alphonso, un cantante egocéntrico, malvado y muy violento, una especie de Darth Vader de la canción española que pasa por encima de cualquiera con tal de salir en prime time en la gala de nochevieja.  

 

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras