2 de agosto de 2017

Las películas más taquilleras de los 90

Por Cristina Domínguez
 
La década de los noventa dejó momentos memorables en la gran pantalla pero, ¿cuáles fueron los títulos más rompedores? Os invitamos a escoger vuestro año favorito.

Maratón Love the 90s en Paramount Channel
Jerry Zucker llevó el amor al más allá con la historia de Sam (Patrick Swayze) y Molly (Demi Moore), cuando éste es asesinado a la salida de un teatro. En su nueva condición como fantasma Sam investiga las circunstancias de su muerte y lucha por conseguir contactar con Molly sin éxito, hasta que conoce a Oda Mae Brown (Whoopi Goldberg).
 
Con un presupuesto más bien estándar (22 millones de dólares), Ghost consiguió multiplicar los beneficios y hacerse con público taquilla con más de 505 millones de dólares. Una historia de fantasmas firmada por Paramount Pictures.
Lo que comenzara en 1984 con The Terminator continuaba en 1991 con su secuela a las órdenes de James Cameron con Arnold Schwarzenegger.  Tras el intento fallido de matar a Sarah Connor (Linda Hamilton), las máquinas fijan su objetivo en un adolescente John Connor (Edward Furlong) enviando a un nuevo T-1000 (Robert Patrick) transformable en cualquier persona. Pero John no está solo, recibirá la ayuda de T-800 CSM-101 (Schwarzenegger).
 
James Cameron no escatimó en gastos de presupuesto (asciende a 102 millones de dólares) pero le salió bien la jugada con la recaudación mundial de 519 millones.
De la mano de Ron Clements y John Musker, Walt Disney adapta el clásico de Aladino contando la historia de Aladdín, un joven pobre que vive en Agrabah y sueña con casarse con la hija del sultán, la princesa Yasmin. En busca de la mítica lámpara maravillosa, el visir del sultán, Yafar, embauca a Aladdín para que le ayude a recuperar la lámpara de las profundidades de la Cueva de las Maravillas.
 
Y es que la animación tiene mucho que decir, además de su gran recaudación (504 millones de dólares) frente a los 28 millones que costó la Academia le otorgó el Oscar a mejor banda sonora y mejor canción original.
Una revelación, un grandioso diseño de producción o Spielberg a la cabeza de una superproducción; lo mismo da que da lo mismo. La cuestión es que Jurassic Park fue un éxito de taquilla incuestionable. Por primera vez veíamos dinosaurios que parecían reales en la isla Nublar. Seguimos la historia de Alan Grant (Sam Neill), Ellie Sattler (Laura Dern) y el Dr. Malcolm (Jeff Goldblum) en la isla, contratados por el gerente del futuro parque de dinosaurios John Hammond (Richard Attenborough).
 
Jurassic Park no solo conformó la película más taquillera de 1993, sino que pasó a formar parte del top 50 de películas más taquilleras de la historia en el puesto 24, con una recaudación de más de 1.029 millones de dólares (siendo su presupuesto de producción 63 millones)
Disney seguía teniendo mucho que decir y en 1994 demostró con El Rey León que tenía animación de calidad para rato. La película narra las aventuras de Simba, un cachorro de león heredero al trono tras la muerte de su padre, en pugna con el asesino de su padre, su tío Scar. Recorremos las aventuras y el desarrollo de Simba en unos escenarios inmejorables, rodeados de música y de aventuras aptas para todos los públicos.
 
Frente al presupuesto de producción (45 millones de dólares) en taquilla recaudó  más de 968 millones de dólares, y abrió las puertas de su secuela y del amor de la animación por los animales.
Juguetes en acción, el primer largometraje de Pixar debutó con una interesante propuesta que salió muy, pero que muy bien. Toy Story nos lleva a la habitación de Andy, un niño al que le encanta jugar con sus juguetes. Cuando desaparece, todos sus compañeros de aventuras cobran vida en un universo propio. Woody encabeza la aventuras junto al nuevo forastero, Buzz Lightyear. Tras perderse, tendrán que escapar  de la habitación del niño más sádico del vecindario, Sid, cuyo mayor placer es destrozar juguetes de las formas más espeluznantes.
 
Además de ser el primer largometraje de la historia en estar 100% animado con efectos digitales, su éxito en taquilla superó los 361 millones de dólares (habiendo sido su presupuesto 30 millones)
A los seres humanos nos gusta fantasear con la extinción de nuestra raza y con Independence Day hacen un acercamiento de lo que supondría una invasión extraterrestre y, como no, una triunfal victoria humana. Roland Emmerich lleva la destrucción de Estados Unidos a un nuevo nivel. El presidente del gobierno está encarnado por Bill Pullman, acompañado de Mary McDonnell en la piel de primera dama y Will Smith en la piel del capitán del Cuerpo de la Marina de los Estados Unidos, Steven Hiller.
 
Recaudó en la taquilla mundial más de 817 millones de dólares (frente al presupuesto de producción que rondó los 75 millones), y se consolidó como una referencia en las películas de temática catastrófica.
James Cameron llevaba resonando desde la década anterior con títulos como el ya mencionado The Terminator, pero terminó de consolidarse como el maestro de los blockbusters con Titanic. La cinta narra el fatídico viaje del transatlántico mezclado con una dosis de amor romántico en el que Rose (Kate Winslet) y Jack (Leonardo DiCaprio) cautivarían a medio mundo. El elenco protagonista lo completan Billy Zane, Gloria Stuart, Bill Paxton, Kathy Bates y 11 nominaciones al Oscar.
 
Tal fue la repercusión mediática que tuvo que ha sido la segunda película más taquillera de la historia (por detrás de Avatar, también de Cameron). La recaudación mundial asciende a 2.000 millones de dólares a pesar de ser una superproducción con un presupuesto de 200 millones.
El hombre en el espacio tiene dos estados: conquista o salvación. El segundo es el caso de la producción de Michael Bay, una misión por salvar la tierra en la que unos jovencísimos Liv Tyler y Ben Affleck encandilaron al mundo con su pasional amor separado por millones de kilómetros de espacio exterior. Capitaneando la expedición Bruce Willis junto a Will Patton, Steve Buscemi, Michael ClarkeDuncan y William Fichtner.
 
Con un presupuesto de 140 millones de dólares recaudó en la taquilla mundial más de 553 millones, acrecentando el amor por el cine a las catástrofes también en el espacio.
La segunda trilogía de Star Wars comenzaba el último año del S.XX con el Episodio I – La Amenaza Fantasma, tras llegar George Lucas a la conclusión de que la tecnología había avanzado lo suficiente como para continuar con la cuarta película de la franquicia. Como si las mejoras técnicas no fueran suficiente aliciente, encontramos un reparto a la altura de la guerra de las galaxias del calibre de Liam Neeson, Ewan McGregor, Natalie Portman y Jake Lloyd. La Fuerza volvía de nuevo a por nosotros 16 años después del estreno de Star Wars: Episodio VI – El Retorno del Jedi.
 
Con un presupuesto de 115 millones de dólares y una recaudación de más de 1.027 millones, el universo continuaba su lenta pero eficaz expansión abriendo las puertas a lo que, a día de hoy, sería una de las sagas más importantes a nivel mundial.
 
Y vosotros, ¿con cuál de estos éxitos de taquilla de los 90 os quedáis? A nosotros  nos  cuesta tanto elegir una, ¡que preferimos quedarnos con todas!