Las profesiones de Bill Murray

William James Murray se ha dedicado en los últimos 40 años al mundo del espectáculo. El actor se ha convertido en uno de los mejores comediantes del cine. En la gran pantalla el interprete ha desarollado múltiples profesiones, algunas más notables que otras.

Un jovencísimo Bill Murray se convierte en el monitor de un campamento de verano muy peculiar en el que acaba acogiendo bajo su ala a un muchacho tímido y debe hacer frente a unos engreídos y absolutamente perfectos miembros del campamento vecino Mohawk.

A pesar de las trampas de sus rivales y aunque el campamento NorthStar no es el más disciplinado, organizado y reglado, Murray enseña a los chicos los valores de la amistad y la libertad sin responsabilidades de la juventud.
Si te deja tu novia y pierdes tu trabajo y tu coche en el mismo día lo peor que puedes hacer es apuntarte en el ejército. Y si además de todo eso, eres un desorganizado y no aceptas bien las órdenes, entonces deberías permanecer lo más alejado posible de un centro de reclutamiento.

Bill Murray no hace caso a estas reglas y en su primer día como recluta consigue ofender a su sargento y convertirse en la oveja negra del pelotón.  Ivan Reitman es el encargado de dirigirle en esta hilarante comedia en la que campeonantos de lucha libre, fiestas nocturnas están a la orden del día y provocan una insubordinación tolerada de los reclusos.
Nadie cree en las criaturas fantasmales pero Peter Venkman (Murray), Ray Stantz (Dan Aykroyd) y Egon Spengler (Harold Ramis) están empeñados en desmotrar al mundo su error. Afortunadamente para ellos, el negocio prospera y gracias a las múltiples criaturas sobrenaturales que plagan Nueva York.  Lo mejor de su profesión, al margen de su disparador nuclear de protones de alta capacidad (y cuyos rayos, cuando se cruzan, pueden tener consecuencias devastadoras) es su cuartel general y la posibilidad de enamorar a jóvenes vecinas en apuros.

Un meteorólogo frustrado y convertido en periodista local que se ve obligado a repetir el mismo día una y otra vez hasta que consigue aprender una valiosa lección moral. Bill Murray se desenvuelve con estilo delante de la cámara del canal 9 cubriendo noticias que le aburren hasta el hastío y aguantando a lugareños a los que considera inferiores.

Tras repetir el día de la marmota una y otra vez, el reportero Bill se convierte un experto en estos mamíferos y en las costumbres de un pequeño pueblo y en el hombre más querido de Punxsutawney.

Fotos: Getty Images
  • Extras