22 de mayo de 2015

Lecciones para convertirte en un gran espía

Por Pedro Moral

El próximo gran estreno dentro del género de espías es 'Caza al asesino' una película en la que Sean Penn se revindica como el próximo héroe maduro de acción, intentando hacer sombra a Liam Neeson, algo terriblemente complicado. En el filme trabaja Idris Elba y Javier Bardem. El argumento es muy directo, un espía debe limpiar su nombre para poder salvarse de la propia organización para la que antes trabajaba. Seguro que Sean Penn ha estudiado bien su personaje, no es fácil ser un buen espía. Nosotros os dejamos con algunos consejos para ser un gran espía aprendidos a lo largo de las películas que han ido alimentando el género a lo largo de los años. 

Ni te cases ni te embarques

No, no te cases, pero sobre todo no te cases con otro espía. No hagas como el Sr. y la Sra Smith. No conviertas tu matrimonio en un infierno, no te lleves el trabajo a casa, no quieras dormir con el miedo de levantarte al lado de tu posible ejecutor, no conviertas las riñas domésticas en peleas a muerte y sobre todo no te dejes engatusar por los encantos de tu amorcito no vaya a ser que reveles todos tus secretos de espía. No lo hagas aunque estemos hablando de Brad Pitt o de Angelina Jolie. 

Que no te roben 'El Mojo'

Te pueden quitar el arma, el coche, el traje, el chicle explosivo o la trompetilla para escuchar a través de la puerta, pero nunca, nunca debes dejar que te roben 'El Mojo' -para quién no lo sepa es el ingrediente secreto de un gran poder sexual-. Cuando el Dr. Maligno se lo arrebata a Austin Powers en 'La espía que me achuchó', el espía se ve obligado a viajar en el tiempo para recuperarlo e impedir que su enemigo destruya el mundo. Demasiado trajín... Que no te roben 'El Mojo'. 

A entrenar a Rusia

Espías hay en todos los países, pero como pasa con casi todo, destacan los entrenados en Estados Unidos y en Rusia. Pero si tienes que elegir, elige Rusia. De este enorme país viene la viuda negra. Scarlett Johansson le ha dado vida, y cada vez con más frecuencia, en títulos de Marvel como 'Iron Man', 'Los vengadores' o 'El capitán América'. Natasha Romanoff fue entrenada por el gobierno ruso y no hay un agente más letal que ella, de hecho es la favorita de Nick Fury de entre todos los agentes de S.H.I.E.L.D.

Intenta ser invisible

Si eres de eso que sabe despedirse a la francesa y abandonar una fiesta sin que nadie se percate de tu ausencia en un buen rato puede ser por dos razones, porque no eres tan popular como crees o por que tienes una capacidad innata para ser invisible y desaparecer. Si es lo segundo, felicidades, puede ser espía e incluso estar a la altura de Ethan Hunt (Tom Cruise) en cada una de las misiones imposibles que le manda la Fuerza de Misiones Imposibles (no, no se rompieron la cabeza con el nombre). 

No sin mi diario

Imagina que eres el espía más letal de todos los tiempos pero que te das un trastazo y se te olvida quién eres, de dónde vienes y a dónde vas. Pues eso le pasó a David Webb, alias Jason Bourne. Matt Damon interpretó a este agente de la C.I.A. que tras una corta carrera militar decide ofrecerse voluntario para la Operación Treadston lo que le convierte en un hombre letal, experto en el combate. Un día cuando decide abortar una misión, primer error, se da un golpe en la cabeza, segundo error. A partir de ahí todo se convierte en una pesadilla en la que los servicios secretos de todo un páis intentan matarle mientras él intenta averiguar quién es. Esto no hubiera pasado si tuviera siempre a su lado un diario bien actualizado. 

Cuanto más británico, mejor espía

Esto es así, y lo pueden demostrar Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig... Todos los rostros de James Bond, el espía del Servicio Secreto de Inteligencia Británica más famoso de la historia. En el cine de espías todo empieza y acaba con James Bond. 23 películas no son pocas, y en todas siempre va elegante, siempre se bebe su martini mezclado, no agitado y en todas siempre acaba liado con la mujer más bella del lugar.

  • Extras