Los 10 objetos de cine por los que más se ha pagado

Por Rubén Miguélez

No existe mejor forma de revivir las escenas más míticas de tu película favorita que conservar los objetos originales que se utilizaron durante el rodaje. Pero ponerte el vestido blanco que Marilyn Monroe llevaba en 'LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA' o los zapatos rojos de Dorothy en 'EL MAGO DE OZ' no es precisamente barato. Este hobbie solamente está a la altura de bolsillos muy, muy llenos. 

Estos son los 10 objetos de cine por los que se ha pagado más dinero:

Quizá, y solamente quizá, alguien decidió invertir 541.000 dólares en hacerse con el Delorean de 'REGRESO AL FUTURO' con la intención de utilizarlo, viajar al pasado, apuntar los números ganadores de la lotería y volver al presente para recuperar su dinero y mucho, muchísimo más. Y quizá alguien se llevó un chasco muy grande. Nunca lo sabremos, pero la realidad es que alguien llegó a pagar ese dineral por este coche.

Cómo no, los zapatos en cuestión no podían faltar en la lista. Aunque no son el objeto por el que más se ha pagado del clásico 'EL MAGO DE OZ', están justo un puesto por debajo. 600.000 dólares llegó a desembolsar alguien cuyo sueño era seguir el camino de baldosas amarillas.

Es curioso que el objeto de 'EL MAGO DE OZ' por el que se ha pagado más dinero es el disfraz de león y no los zapatos de Dorothy. Pero así es, por hacerse con el disfraz del león más cobarde de la historia del cine se llegaron a pagar 700.000 dólares. Algo que no ocurrió con el resto de disfraces de la película, seguramente porque el hombre de hojalata no contaba con un fanático con tanto dinero.

Si hay una foto de Audrey Hepburn que perdure en el imaginario colectivo, es esta. Nadie ha olvidado la indumentaria con la que Hepburn desayunaba en Tiffany's en 'DESAYUNO CON DIAMANTES'. Y a alguien le gustaba tanto este vestido que pagó 792.165 dólares por poder guardarlo en su fondo de armario.

El Lotus de James Bond no podía hacer labores de submarino, y de la misma manera, el coche de 'CHITY CHITY BANG BANG' no volaba de verdad. Aun así, alguien con mucho dinero fue capaz de pagar 805.000 dólares por el coche que se utilizó durante el rodaje.

Si el Aston Martin BD5 es el vehículo más mítico de la saga Bond, el Lotus sumergible que utilizó Roger Moore en 'LA ESPÍA QUE ME AMÓ'  no se queda atrás. Este vehículo sumergible fue vendido por la friolera cantidad de 860.000 dólares y, aunque ya le hubiera gustado a la persona que lo compró, el coche no era sumergible de verdad.

"DON- es trato de varón, RE- selvático animal, MI- denota posesión...". Y así de nuevo hasta el Do. Alguien pensó que sería muy divertido recrear esta escena de 'SONRISAS Y LÁGRIMAS' con toda su familia. Probablemente lo fue, pero tuvo que desembolsar más de un millón y medio de dólares para comprar los trajes que se usaron para rodar la escena.

El Aston Martin BD5 apareció por primera vez en 'GOLDFINGER' y, desde entonces, se ha convertido en el vehículo más recordado de la saga y por el que más dinero se ha pagado. Un total de casi cuatro millones y medio de dólares se pagaron por el coche que después volvió a aparecer en otras seis películas del agente 007, desde 'AL SERVICIO DE SU MAJESTAD BRITÁNICA' hasta la última de la saga, 'SKYFALL'.

¿Tienes que ir a una carrera de caballos a Ascot y no tienes vestido que ponerte? Pues eso debió pensar quien se gastó la friolera de cuatro millones y medio de dólares por el mítico vestido que llevó Audrey Hepburn para un evento igual en 'MY FAIR LADY'.

Este fotograma de Marilyn Monroe en 'LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA' es, probablemente, uno de los más icónicos de la historia del cine. Y no hay nadie que haya pasado sobre una rejilla de aire acondicionado y que no haya pensado en esta escena. Claro que una cosa es pensar en ella y otra muy distinta aquel que se atrevió a pagar más de cuatro millones y medio de dólares para pode revivirla.

  • Extras