8 de julio de 2016

Personajes bíblicos en el cine

Por M.J. Arias

De todos, podría decirse que Charlton Heston se lleva la palma, pero no es el único al que le ha caído en gracia interpretar a un personaje bíblico. De películas como 'La Biblia' (John Huston), 'La última tentación de Cristo' (Martin Scorsese), 'La pasión de Cristo' (Mel Gibson) o 'Rey de reyes' (Nicholas Ray) proceden algunos de los rostros sagrados más memorables del cine.
Por redentores se entiende a los muchos y variados 'Jesucristos' que ha dado el cine. Desde el clásico 'Rey de reyes' de Jeffrey Hunter al alocado Brian de los Monty Python. Actores que hayan dado vida a Jesús hay muchos, aunque solo sea como un secundario que porta la cruz como Claude Heater en 'Ben-Hur'. Repasarlos a todos es casi imposible, pero sí podemos mencionar a los más emblemáticos. 

Como Willem Dafoe en 'La última tentación de Cristo', de Martin Scorsese. O Jim Caviezel en la polémica 'La pasión de Cristo', de Mel Gibson. O, claro está, Ted Neeley en 'Jesucristo Superstar'. La lista podría seguir y seguir. Brian Deacon en 'La vida pública de Jesús'; Max Von Sydow en 'La historia más grande jamás contada', Robert Powell en 'Jesús de Nazaret'… Por cierto, que hay un telefilm de 1999 en el que Christian Bale daba vida a Jesús de Nazaret.
Y tras un breve repaso a los redentores, le llega el turno a su madre, la que le dio la vida y lo concibió por obra y gracia del Espíritu Santo según refleja el texto sagrado. Ella nunca ha sido tan protagonista y encumbrada (¿o sí?) en el cine como su vástago, pero todo el mundo recordará a Siobhan McKenna en 'Rey de reyes', a Maia Morgenstern en 'La pasión de Cristo' o a Olivia Hussey en 'Jesús de Nazaret'.
Una de las grandes y más épicas historias contadas por la Biblia es la de Moisés y cómo este, tras guiar a su casi recién descubierto pueblo –no hay que olvidar que para salvarle de una muerte segura su madre lo metió en una canasta y lo dejó flotando en el río recogiéndola una joven noble-, armado solo con su bastón es capaz de dividir el Mar Rojo en dos para abrir un camino por el que poder huir de la persecución de los romanos.

La escena es mítica en el cine, como lo es el Moisés interpretado por Charlton Heston en 'Los diez mandamientos'. Ha habido alguno más, aunque el suyo es el más recordado. Hace un par de años Ridley Scott contó la historia de rivalidad entre Moisés y Ramses en 'Exodus: Dioses y reyes' con Christian Bale en el papel del primero. Y no hay que olvidarse de la animada 'El príncipe de Egipto'.
De estos hay muchos, porque hay que ver la de perrerías que le hacían a Jesús antes de crucificarlo. Desde perseguirlo nada más nacer hasta clavarle una lanza para asegurarse de que estaba bien muerto. Pero si hay dos villanos que destacan por encima del resto estos son Herodes y Poncio Pilato. Al primero le dio vida el mítico Frank Thring en 'Rey de Reyes', quien curiosamente después fue Pilato en 'Ben-Hur'.

En 'Jesús de Nazaret' Herodes era Christopher Plummer y Poncio, Ron Steiger. Luego estaría Judas, al que prestaron rostro Rip Torn en 'Rey de reyes,' Ian McShane en 'Jesús de Nazaret' y Harvey Keitel en 'La última tentación de Cristo', por ejemplo.
Moisés, que ha tenido su propio epígrafe, es uno de ellos. Pero hay más, como Noé, al que habló y encomendó la misión de salvar a una pareja de cada especie tras condenar a la Humanidad a perecer por sus pecados bajo el Diluvio Universal. En el cine el último en prestarle cara y barba ha sido Russell Crowe.

Aunque el mítico es al que dio vida John Huston en la épica 'La Biblia', película que emite Paramount Channel (Domingo 10 de enero, 20:00) y que dirige el propio Huston. Siguiendo con los elegidos, uno de los favoritos de Jesús siempre fue su primo Juan Bautista, al que interpretaba Robert Ryan en 'Rey de reyes', Michael York en 'Jesús de Nazaret' y Andre Gregory en 'La última tentación de Cristo'.
Y luego está Charlton Heston, el actor del 'péplum' por excelencia que se merece un epígrafe para sí solo. Le mencionábamos en 'Los diez mandamientos', en la que era Moisés, ese al que un arbusto en llamas hablaba y le dictaba las normas básicas de todo cristiano. Pero no es su único papel bíblico.

En 'La historia más grande jamás contada'fue la mano derecha de Jesús, Juan Bautista. Y, además, interpretó a Ben-Hur, ese noble convertido en esclavo coetáneo de Cristo.

Artículo escrito por losExtras.es