17 de noviembre de 2014

Los años clave de Martin Scorsese

Por Bernardo Pajares

El director de 'TAXI DRIVER' se mueve mejor que nadie en un terreno que conoce perfectamente, el cine de gánsters, sobre todo cuando sitúa la trama en su Nueva York natal. Scorsese cumple 73 años sin indicios de querer jubilarse: a la vez que prepara en Taiwan el drama histórico 'SILENCE', con Liam Neeson y Adam Driver, está detrás del biopic de Frank Sinatra y además produce también un documental sobre Bill Clinton que pronto verá la luz. Estos son los años clave del más de medio siglo de carrera cinematográfica del director de las inseparables gafas de pasta.

Pasada la treintena, Martin Scorsese convenció a sus padres para dejarse entrevistar por él en el corto documental 'ITALIANAMERICAN'. En él hablaban de su día a día en Nueva York y sobre las raíces sicilianas de la familia. "Es lo mejor que he hecho nunca", afirmaba recientemente el director. "Cuando lo hice me di cuenta de que la imagen de una sola persona puede contar una historia, un mundo. No eran actores, pero lo hicieron mejor que si lo fuesen", decía sobre sus padres, Catherine y Charles Scorsese.

Aunque ya había trabajado con Robert De Niro y Harvey Keitel en 'MALAS CALLES', Scorsese los volvió a llamar para 'TAXI DRIVER', ese primer gran trabajo de ficción sobre un soldado de Vietnam reconvertido en taxista nocturno de Nueva York que consiguió cuatro nominaciones a los premios de la Academia. Una de ellas para una jovencísima Jodie Foster, que interpretaba a sus 14 años el papel de Iris, la prostituta a la que Travis decide rescatar.

Llámese actor fetiche o alter ego, es indudable que el tándem formado por Michael Scorsese y Robert De Niro ha dado como fruto algunas de las películas mejor valoradas del realizador, esas que cimentaron su sólida base de seguidores incondicionales y que son, podríamos decir, patrimonio cinéfilo de la humanidad. Lo es, por supuesto, 'Taxi Driver', pero también 'Toro salvaje', porque no solo de gánsters vive Scorsese. Primer Oscar como actor protagonista para De Niro -¿hace falta que mencionemos lo desaprovechado que está en la última década, con la salvedad de 'Luces rojas'?- espléndido en la piel del boxeador Jake La Motta.

A finales de los 80 Marty dirigió su primer y único vídeo musical hasta la fecha, ni más ni menos que el exitoso 'Bad', en plena cima del éxito de Michael Jackson. En los ocho minutos de introducción al despliegue de pasos de baile vemos a Wesley Snipes hacer de colega malote del rey del pop.

Inspirada en la vida del mafioso Henry Hill, 'UNO DE LOS NUESTROS' es una magnífica cinta sobre el exceso y el concepto de lealtad en el entorno de la mafia siciliana, contada a través de los ojos de un preadolescente de Brooklyn que observa los movimientos de los gánsters del barrio y enseguida comienza a trabajar para ellos. Cumbre del género, con permiso del 'EL PADRINO', esta película protagonizada por Ray Liotta, Robert De Niro y Joe Pesci consiguió que la crítica se rindiera del todo a los pies de Scorsese. En el reparto aparece también la madre del director, que sin conocer los detalles violentos de la trama se prestó a ser la madre de Tommy (Pesci) en dos divertidas escenas.

De Nueva York a Boston y de Harvey Keitel a Jack Nicholson. En 'INFILTRADOS' Scorsese hace un retrato de la mafia irlandesa con Leonardo DiCaprio, al que ya había fichado en 'GANGS OF NEW YORK' y más tarde en 'EL AVIADOR', esta vez en el papel de un policía de incógnito que desarrolla un intenso conflicto interior. Remake de la película hongkonesa de culto 'INTERNAL AFFAIRS' ('JUEGO SUCIO') que estaba pensado originalmente para Brad Pitt y Tom Cruise en los roles que fueron finalmente a manos de DiCaprio y Matt Damon, consiguió, contra todo pronóstico, que Martin Scorsese se alzase con el Oscar a mejor director en 2007.

Después de cuatro películas juntos, Leonardo DiCaprio volvía a optar a la preciada estatuilla dorada -¡y van cuatro!- gracias al personaje de Jordan Belfort, en cuya autobiografía se basó el guion de 'EL LOBO DE WALL STREET'. Estas tres horas de desenfreno bursátil inerpretadas por algunos como una exaltación de las fortunas hechas a base de malas artes despertaron opiniones enfrentadas. Donde no hubo desencuentro fue en taquilla, ya que los espectadores respondieron a la llamada del éxito de Matthew McConaughey aupando a 'EL LOBO DE WALL STREET' como el filme más taquillero de Martin Scorsese, con un total de 305 millones de dólares de recaudación. ¿Repetirán tándem?

  • Extras