7 de enero de 2015

Los mejores besos del cine, cada uno en su estilo

Por M. J. Arias

Bajo la lluvia, al atardecer, en las alturas, del revés…. El beso es todo un arte que el cine lleva cultivando desde sus inicios dando lugar a momentos inolvidables cargados de pasión y romanticismo que se quedan grabados en la retina del espectador a fuego. Esta es una selección de algunos de los mejores besos que ha dado el cine a lo largo de su historia. Esos que hacen sentir un cosquilleo en el estómago y respirar aliviado a quien los ve pensando ‘al fin lo han conseguido’.

El beso de la iluminación perfecta de ‘TITANIC’

Muchos son los besos que se dan Jack (Leonardo DiCaprio) y Rose (Kate Winslet) a lo largo de las tres horas que dura la película, pero hay uno que destaca sobre el resto. Sí, ese. Cuando ella acude a su cita con él con esa luz del atardecer bañando sus rostros y su vestido agitándose al son de la brisa marina con un cielo de fondo de tonos anaranjados y violetas. Un escenario perfecto, sin duda.

El beso que se hizo de rogar de ‘LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ’

“No, no te voy a besar, aunque lo necesitas mucho. Ese es tu problema. Deberías ser besada más a menudo, y por alguien que sepa como hacerlo”. Eso le decía Rhett Butler (Clark Gable) a Scarlett O’Hara (Vivien Leigh). Al final, acababa besándola y cuánta pasión reprimida había en ese instante.

El primer beso de ‘MI CHICA’

Dicen que el primer amor y el primer beso nunca se olvidan. ‘MI CHICA’ tenía mucho de ese primer de todo plagado de inocencia y juventud. Por eso el beso entre Thomas J. Sennett (Macauley Culkin) y Vada Sultenfuss (Anna Chlumsky) era tan tierno y memorable. Por eso y por cómo acabó su historia.

El beso bajo la lluvia de ‘EL DIARIO DE NOA’

Una larga historia de amor. Luchas internas y externas contra los sentimientos de uno mismo, contra las diferencias sociales y contra las imposiciones familiares. Para al final, después de mucho padecer y, como le gusta a Nicholas Sparks, bajo la lluvia, acabar besándose con una pasión que dejaba atrás años de sufrimiento. Así se dejaban llevar Rachel McAdams y Ryan Gosling.

El beso de la recompensa de ‘DESAYUNO CON DIAMANTES’

Mucha paciencia y estar siempre ahí es lo que cultivaba el personaje de Paul (George Peppard) en ‘DESAYUNO CON DIAMANTES’ para quedarse con la chica. Porque por muy adorable que sea Audrey Hepburn, la Holly creada por Truman Capote no era fácil de llevar. Pero el tesón de Paul y su santa paciencia acababan encontrado su premio al final de la historia. En un callejón, bajo la lluvia y con minino incluido.

El beso de altura de ‘PRETTY WOMAN’

Para Vivian (Julia Roberts) era muy personal eso de besar y por eso en su oferta no se incluía el juntar los labios. Cuando claudica y besa a Edward (Richard Gere) se confirma lo que todo el mundo sabía, se ha enamorado. Aunque el verdadero beso de amor será el último, ese que tiene lugar en las escaleras de incendio, cuando el rico y apuesto príncipe azul supera su miedo a las alturas para rescatar a su princesa de la vida que lleva. Romanticismo moderno en estado puro.

El beso que burla a la muerte de ‘GHOST’

Cuentan que cuando un alma se resiste a ir hacia la luz es porque le quedan cuentas pendientes que saldar. Exactamente eso es lo que ata a Sam (Patrick Swayze) al mundo de los vivos. Quiere despedirse de su chica y avisarla del peligro que corre fiándose de su mejor amigo. Para ello utiliza a una médium con la pinta de Whoopi Goldberg. Para eso y para darle un buen beso. La idea es un tanto espeluznante, todo sea dicho, pero la escena está cargada de romanticismo.

El beso de la pasión contenida de ‘BROKEBACK MOUNTAIN’

Cuánta pasión contenida en un solo gesto. Un beso el que se dan Ennis Del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal) al pie de la escalera que es una muestra de su irrefrenable atracción. Viven escondiéndola más allá de sus escapadas vaqueras y cuando se juntan en su cita anual saltan chispas.

El beso que se veía venir de ‘LA PRINCESA POMETIDA’

Sí, ‘LA PRINCESA PROMETIDA’ es un clásico de la adolescencia de toda una generación. Y sí, hay muchas películas en las que ese beso entre los protagonistas que sellará su amor se veía venir desde el principio. No por eso es menos romántico o hace que ese cosquilleo en el estómago no se produzca. Cuando Buttercup (Robin Wright) y Westley (Cary Elwes) juntan sus labios, el espectador puede respirar al fin tranquilo.

El beso entre especies de ‘EL PLANETA DE LOS SIMIOS’

Charlton Heston y Kim Hunter son los protagonistas de ¿el primer? beso entre especies. Mucho antes de que se pusiese de moda eso de que se emparejasen vampiros, zombis, aliens y demás variedades con humanos. Algunos podrían decir que se trata de zoofilia, pero igual es pasarse un poco.

El beso invertido de ‘SPIDERMAN’

Kirsten Dunst puede patentar este beso tan singular porque en la pantalla lo ha hecho ya en dos películas. Primero practicó con Tobey Maguire en 'Spiderman' y bajo la lluvia. Después repitió postura en 'Un amor entre dos mundos' con Jim Sturgess. No parece muy cómodo, pero a veces no queda otra.

  • Extras