23 de diciembre de 2015

Los mejores momentos que nos ha dado el cine en 2015

En el mismo año tres importantes sagas del cine contemporáneo se dieron cita para resurgir de sus cenizas e iniciar una nueva etapa dentro de sus propios universos: 'Jurassic Park', 'Mad Max', y 'Star Wars'. Colin Trevorrow fue el encargado, en 'Jurassic World', de resucitar la saga creada por Steven Spielberg, y aunque de las tres sagas nombradas anteriormente fue la película que menos entusiasmo generó de las tres, la película cuenta con defensores acérrimos que ven no solo una buena película sino un gran homenaje a la saga de Spielberg. George Miller, el director y creador de la saga 'Mad Max', no quiso dejar en manos de otro la responsabilidad que suponía hacer una nueva película de la saga, así que el propio Miller escribió y dirigió 'Mad Max: Fury Road'. El resultado no pudo ser mejor, la crítica se rindió ante George Miller y su secuela, a la que no sorprende ver en las listas de lo mejor del año.

Y, por fin, llegó el momento más esperado del cine de 2015: El regreso de 'Star Wars'. A J.J. Abrams, que ya había resucitado de forma brillante la saga 'Star Trek', fue al que se le encargó la difícil tarea de dirigir la nueva película de la saga creada por George Lucas. La película no defraudó a unos fans y a una crítica que estaba deseando olvidar las torpes secuelas que sucedieron al episodio VI y se alzó como el mejor estreno de la historia del cine.
El director chileno Pablo Larraín volvió este año a hacer lo que mejor sabe hacer: incomodar. Fue con 'El Club', una cinta que narra la historia de cuatro hombres  que conviven en una retirada casa de un pueblo costero, bajo la mirada de una cuidadora. Los cuatro hombres son curas y están ahí para purgar sus pecados. La rutina y tranquilidad del lugar se rompe cuando llega un atormentado quinto sacerdote y los huéspedes reviven el pasado que creían haber dejado atrás. El director de 'No' y de 'Postmortem' ofrece un retrato duro, áspero y desgarrador sobre la impunidad dentro de la Iglesia Católica de crímenes como la pederastia, el robo de bebés o su apoyo a las dictaduras militares.  Una de las películas más brillantes y desgarradoras del 2015.
En 2012 Joshua Oppenheimer estremeció al Festival de Berlín con su documental 'The Act of Killing' en el que pido a dos de los líderes de los escuadrones de la muerte de Indonesia recrear los crímenes cometidos tras el golpe de estado militar de 1965 en el que el general Suharto ocupó el poder y que se saldó con miles de comunistas, reales o presuntos, asesinados por estos escuadrones de la muerte apoyados por el ejercito. Este año llegó 'La mirada del silencio', la segunda parte de este documental, en el que Joshua Oppenheimer enfrenta al hermano de una de las víctimas de estos crímenes con sus verdugos.  Oppenheimer ha realizado un documental que no solo es uno de los mejores de los últimos años sino que es un documento histórico de un valor incalculable. Un documento audiovisual en el que los silencios dicen más que los gritos.
Y Pixar volvió a hacerlo. Si con 'Up' y 'Wall-E' el brillante estudio de animación había conseguido emocionarnos hasta límites insospechados, con 'Del Revés' nos demostraron que su brillantez e ingenio no tiene fronteras.  La película nos introduce en la cabeza de una chica y nos muestra como sus comportamientos son controlados por Alegría, Tristeza, Miedo, Asco e Ira, unos seres que habitan dentro de ella.  La película fue ovacionada en el pasado Festival de Cannes, donde se encontraba fuera de concurso, y sin ninguna duda se alzará con el Oscar a Mejor película de animación. Pero no descartemos que de la sopresa en alguna otra categoría como Mejor guión original.
Tras el biopic de Abraham Lincoln dirigido 2012, Steven Spielberg volvió a nuestras pantallas con El puente de los espías, una película protagonizada por Tom Hanks y Mark Rylance (quien tiene medio Oscar a Mejor actor secundario en el bolsillo) en la que James Donovan (Tom Hanks), un abogado de Brooklyn se ve inesperadamente involucrado en la Guerra Fría entre su país y la URSS cuando la mismísima CIA le encarga una difícil misión: negociar la liberación de un piloto estadounidense capturado por la Unión Soviética. El Spielberg más clásico volvió para demostrarnos que a sus 69 años es, con total seguridad, el cineasta que mejor domina el lenguaje cinematográfico. Su perfecto dominio de la narración y del ritmo hacen que esta película de espionaje se convierta en un clásico instantáneo que roza la maestría.
Tras un par de años de fracasos, Ridley Scott, por fin, regresó. Su regreso fue en el género que le dio la fama y en el que mejor se ha desenvuelto a lo largo de su carrera: la ciencia-ficción. Scott estrenó este año 'Marte', la adaptación de la novela 'The Martian' escrita por Andy Weir. Un producto de entretenimiento magistral y de impecable ejecución en el que Matt Damon interpreta al astronauta Mark Watney dado por muerto tras una terrible tormenta en una misión a Marte y abandonado por la tripulación, que pone rumbo de vuelta a la Tierra. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que sigue vivo.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras