15 de junio de 2013

Los mejores robots del cine

Un robot es una "máquina o ingenio técnico programable", es decir una máquina que obedece las órdenes que le hayamos dado al crearla. Podemos diseñarlos para ayudarnos a trabajar, para organizar la casa, darnos conversación... incluso para amar.

Los robots han evolucionado tanto que algunos de ellos son más humanos que las personas. Repasamos el caso de 7 robots del cine que nos han conquistado.

DAVID ('A.I. INTELIGENCIA ARTIFICIAL')

David es el primer robot del mundo programado para amar lo que hace que sea casi un ser humano. El problema es que este avance es demasiado para las personas, que se acaban cansando de un objeto que no crece, no evoluciona y les recuerda que ellos son mortales. 

Él no es como Joe, el personaje de Jude Law, que conoce a la perfección su rol como compañero sexual robótico y no espera que los humanos le traten de otra forma.

WALL·E ('WALL·E')

Estaba solo en la Tierra, con la misión de limpiarla de basura que nosotros dejamos. A Wall·E le encanta bailar, ver películas clásicas y cogerse de la mano. Es un poco torpe pero muy leal y resistente y capaz de derretir a cualquiera con esa carita de cordero degollado. Fue capaz de viajar solo por el espacio para rescatar a "Eva" de aquellos que la habían secuestrado y devolvió a los hombres su esperanza.

R2-D2 Y C3PO ('STAR WARS')

Un droide de protocolo y un droide de defensa. Son como "El gordo y el flaco" de los robots y sus discusiones nos regalan los momentos más divertidos de la saga de George Lucas. C3PO domina más de 6 millones de formas de comunicación y sus labores van desde consejo sobre asuntos imperiales hasta la formar parte de la rebelión. El cobarde del dúo es leal y no duda en seguir al intrépido R2-D2 y a su amo Luke allá donde vaya.

ROY BATTY ('BLADE RUNNER')

Los replicantes son seres biomecánicos, con funciones humanas pero base robótica. No tienen recuerdos de su vida pasada y solo viven 4 años. Roy anhela la vida y la libertad, ama, sufre, se enfada, SIENTE. En una película en la que los humanos son seres desprovistos de alma, Roy nos enseña que nuestro futuro es muy incierto.

ANDREW ('EL HOMBRE BICENTENARIO')

Andrew llega a la casa de los Martin para hacer tareas de mantenimiento y limpieza. El trato de su dueño y el interés de Andrew hacen que desarrolle funciones que no estaban en su codificación. Con el paso del tiempo Andrew busca más, quiere más y su intención es la de convertirse en un ser humano. Con su "uno se alegra de sentirse útil" comprendimos que siempre hay que aspirar a más.

NÚMERO 5 ('CORTOCIRCUITO')

Predecesor de Wall·E, Número 5 fue creado como arma pero tras un problema de conexión se volvió tierno y adorable. Nunca anhelo ser humano y veía todo con la inocencia de un niño. En su día perfecto no podía faltar un rato delante de la televisión y acariciar las suaves alas de las mariposas y datos, muchos datos. Hollywood lleva soñando con su remake durante años.

T-800 CSM-101 ('TERMINATOR 2 y 3')

Con el mismo aspecto que su predecesor, el T-800, el T-800 CSM-101 llega desde el futuro con la misión de proteger a John Connor, quien será de mayor el líder de la revolución contra los robots. Además de disparar una recortada mientras conduce el coche, el T-800 CSM-101 cuenta con una de las frases más famosas del cine: "Sayonara Baby" (gracias a la gran voz de Constantino Romero)  y es capaz de desarrollar empatía y sacrificarse por su protegido.

¿Con cuál te quedas?

  • Extras