24 de agosto de 2014

Los peores ‘remakes’ de películas de los 80

Por María Pérez

Algunas de las películas más populares de los años 80 han sido revisitadas recientemente para ofrecer versiones actualizadas protagonizadas por caras jóvenes y frescas. Pero a veces los resultados dejan mucho que desear. 

‘ROBOCOP’

El holandés Paul Verhoeven dirigió en los años 80 y principios de los 90 un puñado de películas que se convirtieron al momento en clásicos del cine de acción o del thriller. Uno de ellos fue esta historia sobre un policía de Detroit (Paul Weller) dado por muerto en acto de servicio al que convierten en un cyborg policía, cuya actualización de 2014, que pasó sin pena ni gloria por la cartelera, contenía más acción pero menos pulso dramático.

 

‘FAMA’

El musical de Alan Parker era una visión más o menos realista de la vida de un grupo de jóvenes que intentan cumplir su sueño de convertirse en músicos, cantantes, actores o bailarines.  La versión de 2009 no llega ni al aprobado, y es mucho más edulcorada y light que el original. Además actualiza la música y sus protagonistas, a pesar de contar con Kelsey Grammer y Bebe Neuwirth entre los profesores, no tienen el carisma, ni la naturalidad, ni la energía de Irene Cara, Lee Curreri o Gene Anthony Ray.

 

‘PESADILLA EN ELM STREET’

Wes Craven renovó el cine de terror cuando en 1984 y con sus sucesivas secuelas hizo que millones de adolescentes temieran quedarse dormidos tras ver a Freddie Krueger matarlos en sueños en la pantalla. El remake de 2010, sin embargo, no conseguía captar la esencia del mal de ese villano con cuchillas por dedos y convertía su visionado en una auténtica pesadilla.

 

‘ARTHUR, EL SOLTERO DE ORO’

Dudley Moore, a pesar de su insignificante físico, se ganó la simpatía del público con este personaje encantador e ingenuo al ritmo del tema principal de Christopher Cross y al final conquistaba a toda una Liza Minnelli. Uno de los fallos principales de la versión de 2011, quizá el mayor de ellos, era precisamente su protagonista Russell Brand, que para entonces ya era bien conocido en la prensa amarilla y no precisamente por sus cualidades de cómico.

 

‘NOCHE DE MIEDO’

Otro clásico del terror de los años 90, dirigido por Tom Holland y protagonizado por Roddy McDowall y Chris Sarandon, que fue versionado para peor en esta década (2011). Un adolescente fan de las películas de terror descubre que a la casa de al lado se han mudado unos vampiros y consigue ayuda de un científico que presenta su programa de televisión favorito. En el 'remake', el vampiro tenía los suaves rasgos de Colin Farrell y el público le habría ofrecido con gusto su cuello con tal de que acabase con el sufrimiento de seguir viéndolo.

 

‘AMOR SIN FIN’ / ‘MÁS ALLÁ DEL AMOR’

Brooke Shields ya era una estrella (tras ‘EL LAGO AZUL’ y la campaña publicitaria de vaqueros de Calvin Klein) cuando protagonizó en 1981 esta cursi historia de amor adolescente que termina en tragedia. Y aunque el original era malo y no ha pasado a la historia (aunque sí lo haya hecho su tema principal 'Endless love', cantado por Lionel Richie y Diana Ross), el remake, estrenado este mismo año, hacía desear que un tren arrollase a los dos protagonistas.

 

'AMANECER ROJO'

John Milius juntó a un ejército de jóvenes actores encabezados por Patrick Swayze, Charlie Sheen y C. Thomas Howell para luchar contra una invasión soviética. La versión de 2012, protagonizada por Chris Hemsworth y Josh Hutcherson utiliza esa misma táctica, incluso incurre en los mismos errores que el original, pero carece del nihilismo y la grandiosidad del original.

 

'FOOTLOOSE'

La original de 1984 lanzó al estrellato a Kevin Bacon y se convirtió en un clásico del cine juvenil. En la actualización de 2011, su protagonista Kenny Wormald carecía del carisma y descaro necesarios para emular al joven Bacon.

 

  • Extras