23 de diciembre de 2015

Los Shakespeares más vigentes en el siglo XXI

Esta adaptación de la obra de Shakespeare fue llevada a cabo  por Peter Brook, encargado de llevar al cine el guión que había llevado al teatro años antes. Esta historia nos traslada las vivencias del rey Lear, el cual decide dividir su propio reino entres sus dos hijas. Scofield, el actor protagonista, imprimo al personaje una solemnidad salvaje y profunda.
En 1996, el por entonces novato Baz Luhrman se ponía el mundo por montera lanzándose a por, quizá, la obra más popular del escritor,. Sin duda, la memoria colectiva de toda sociedad ha ayudado a crear todo un mito en torno a esta obra. Haz quiso modernizarla, cambiar los escenarios y traerla a la actualidad. Pudo ser un desastre pero su pegada es tan radical como respetuosa a la obra original.
No puede faltar en una lista sobre las mejores adaptaciones de William Shakespeare el siempre entregado Kennet Branagh. En 1996 entregó quizá una de las mayores celebraciones de la palabra de Shakespeare que hayamos vista. Una adaptación palabra por palabra (que le valió extrañamente una nominación al Oscar, que en realidad debería ser para el propio Shakespeare. Visualmente asombrosa y de una elegancia infinita.
En 1957 Akira Kurosawa crearía una de esas películas que pasan de forma casi inmediata a la historia del cine con su magnífica, aunque levemente inspirada, con 'Trono de Sangre'. El director tomaría como base el texto de Macbeth para trasladarlo al Japón feudal. Una profecía cambiará el destino de un hombre de forma definitiva. Un argumento simple para una obra maestra.
Marlon Brando, como Marco Antonio, y Deborah Kerr lideran el reparto de la adaptación llevada a cabo por el director Joseph Mankiewicz en 1953. El soliloquio de Marlon Brando sigue siendo inolvidable y la dirección de Mankiewicz una absoluta pieza de relojería en la que la cámara escruta a cada personaje como una papeleta diferente.
Otro que no puede faltar, sin ningún atisbo de duda, es el gran Laurence Olivier y, en este caso, hemos elegido su adaptación de 'Enrique V'. Una historia que transcurre en el contexto bélico de la Guerra de los Cien Años, mientras un recién llegado al trono conseguirá expandir los territorios ingleses a costas francesas. Un guiño a las tropas que luchaban (o lucharon) en ese momento en la II Guerra Mundial.
En 1964 el director soviético Grigori Kozintsev llevaba a cabo una de las obras del séptimo arte que mejor han conseguido entender los textos de William Shakespeare y que sin embargo resulta completamente desconocida para la mayoría del mundo. La grabación coincidió con el 400 aniversario del nacimiento del autor y con un presupuesto desorbitado que dio a la obra una dimensión tremenda. Una joya a descubrir.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras