Los tics más comunes de algunas estrellas de Hollywood

Por Pedro Moral

Tienen fotogenia, buena voz, algunos hasta cantan bien, tienen mucho dinero, viven en mansiones y ganan Oscars. Los actores y actrices son uno de los sectores con más privilegios, consagrados, famosos y alabados por todo el mundo. Sin embargo como recordaba Billy Wilder: "Nadie es perfecto". Los actores, tampoco. Como cualquier persona normal ellos también tienen tics y esas manías que para nosotros no son un gran problema para ellos puede ser un incordio. Su trabajo, al fin y al cabo, es ser otros delante de la cámara. 

Tom Cruise es uno de los mejores actores de su generación, y eso lo ha demostrado superando diferentes crisis artísticas. Ahora está volviendo a vivir un gran momento tras su regreso al cine de acción como 'AL FILO DEL MAÑANA' u 'OBLIVION'. Su gesto más característico no lo ha abandonado nunca y consiste en señalar con el dedo como si de Robert DeNiro delante del espejo se tratara. 

El actor que durante décadas se ha hecho con todos los papeles masculinos de las comedias románticas no para de parpadear cuando está nervioso. Esta manía lejos de ser un problema para él le dotaba de ese carácter frágil y tímido que caracteriza a todos su grandes personajes. Desde que ha cambiado de registro no parpadea tanto...

Las cejas que se mueven por voluntad propia son un gran inconveniente para los actores. Muchos intérpretes tienen este problema pero de entre todos los ejemplos posibles hubo una actriz que sin duda poseía la ceja más expresiva de la historia. Ella era Vivien Leigh.

Jack Nicholson es otro de los actores que más se ayuda con el movimiento de sus cejas. Es parte de su marca y difícilmente se puede olvidar las cejas de su Joker o de su Jack Torrance de 'EL RESPLANDOR'.

Leonardo DiCaprio es tan guapo como buen actor, pero a veces se afea irremediablemente cuando frunce el entrecejo, y lo hace demasiado. También es cierto que el gesto le da profundidad y seriedad a su rostro. Posiblemente gracias a este tic el protagonista de 'TITANIC' puede abarcar papeles tan incómodos como el villano de 'DJANGO DESENCADENADO' o 'EL LOBO DE WALL STREET'.

La mandíbula en sí puede parecer una parte del cuerpo con pocas utilidades. Sin embargo, Keira Knightley nos ha demostrado que puede servir para expresar alegría, pena, rabia o locura. Quizá es la actriz que mejor ha utilizado esta parte del cuerpo en la historia. Si la dieran un Oscar lo debería recoger su mandíbula. 

Sonrisas hay de muchos tipos, las hay para enseñar todos los dientes, o las hay que obligan a abrir la boca demasiado o las hay que solo consisten en estirar los labios hasta el mayor de los ridículos. Sin embargo, hay un tipo de sonrisa que se repite en el gesto de varios de los actores más importantes de la historia. La media sonrisa.

Bruce Willis la usa siempre que ironiza, es la base de su sentido del humor.

Por otro lado es una de las herramientas de seducción de Harrison Ford y por tanto de Han Solo y de Indiana Jones

Las manos son un estorbo y no sólo para los actores, también para los políticos o los ponentes. Los expertos aconsejan llevar un boli pero este consejo no sirve para los actores ya que no siempre se puede justificar que el personaje de la película en cuestión vaya siempre con un boli en la mano. Por eso cada uno tiene su truco. Matt LeBlanc no tiene ninguno, es el actor que más aspavientos hace con los brazos mientras habla. 

Meryl Streep se masajea las manos como si estuviera extendiendo algún producto para rejuvenecer su piel.

El truco de Paul Newman era poner los brazos en jarra. 

Y el de Rock Hudson era meter las manos en los bolsillos.

  • Extras