Los tipos más duros del cine

Por M. J. Arias

Drogas, prostitución, secuestros, tráfico de personas, venganza… son su especialidad. Aquí tienes a los tipos más duros del cine. Lo suyo es repartir leches como panes y poner a los malos en su sitio. No hay villano que se les resista. ¿Cuál es tu favorito?

Jean-Claude Van Damme es Gibson Rtickenbarker, un tipo que maneja el sable como nadie y muy hábil en el combate cuerpo a cuerpo que será el encargado de rescatar a una cyborg de manos de los piratas del futuro. La han secuestrado porque ella parece ser la clave para acabar con una plaga que está aniquilando a la Humanidad. El futuro de nuestra especie está en manos de Van Damme.
¿Os acordáis del guaperas de los ochenta Michael Dudikoff? Pues él es en 'LA FUERZA DE LA VENGANZA' quien regresa de su jubilación como agente del servicio secreto para investigar la muerte nada accidental de un amigo. ¡Qué tiemblen los culpables!
El vengativo Paul Kersey, con la piel del duro Charles Bronson, vuelve a la acción. Después de vengarse del asesinato de su mujer y su hija, no le queda otra que meterse de lleno en harina tras aparecer muerta por sobredosis de crack la novia de su hija. Esta vez el enemigo son los traficantes de drogas de la ciudad. Él sólo se ha propuesto acabar con su reinado.

 

William Lansing o, lo que es lo mismo, Steven Seagal es otro de esos agentes retirados, en esta ocasión de la CIA, al que obligan a volver a la acción y a desempolvar sus puños y armas. Vive un plácido retiro en una cabaña perdida en Alaska donde recibe diariamente la carta de una adolescente huérfana polaca. Tras varios días sin la correspondiente misiva, decide viajar a Polonia para darse de bruces con un caso de secuestro y tráfico de menores.
El rey de las artes marciales en el cine es Bruce Lee, actor que da vida a Cheng Chao-an, un pobre chaval que lleva a Bangkok habiéndole prometido a su madre que no se metería en líos, pero al que no le queda más remedio que incumplir su promesa cuando descubre que la fábrica en la que trabaja es una tapadera de una red de tráfico de drogas y prostitución. Alguien tiene que hacer algo y él es el más capacitado para ello.
Otra vez la droga y los narcotraficantes. Jackie Chan es esta vez el agente encargado de poner un poco de orden en el caos y el crimen que reinan en Hong Kong. ¿Lo conseguirá a fuerza de patadas? Tiene ayuda, una agente tan guapa como de armas tomar.
El narcotraficante Ramón Costa ha cometido un terrible error. Ha secuestrado a un grupo de agentes de la DEA que intentaban pararle los pies y los mantiene ocultos en la selva colombiana. No sabe la que se le viene encima cuando encargan al mismísimo Chuck Norris que ponga fin al secuestro. El tipo más duro del cine no es el mejor enemigo a tener.

  • Extras