4 de marzo de 2015

Luces y sombras de la carrera de Eva Mendes

Por Rubén Miguélez

Nacida en Miami y de ascendencia cubana, Eva Mendes es una de las actrices estadounidenses más atractivas del panorama cinematográfico de los últimos años. De ahí que compagine a la perfección su trabajo delante de las cámaras de cine y de las de publicidad, siendo imagen de numerosas marcas. Ahora, si bien es cierto que su belleza y su talento para ponerse delante de una cámara es innegable, la calidad de sus papeles ha sufrido numerosos altibajos. Aunque relacionemos a Eva Mendes con películas de acción tipo 'A todo gas 2' o comedias románticas como 'Hitch: especialista en ligues', pasando por obras clásicas del 'trash' norteamericano como 'Mortal Kombat', lo cierto es que Mendes lleva unos cuantos años formándose una carrera en el cine independiente más interesante: desde 'Holy Motors' hasta 'Lost River'. Repasamos las luces y las sombras de la carrera de Eva Mendes.

El trash noventero: 'Mortal Kombat: Conquest'

Corría el año 1998 cuando Eva Mendes participaba en su segunda serie de televisión tras interpretar a un personaje episódico en 'Urgencias' durante ese mismo año. Ese mismo año, Mendes también protagonizaba una cinta de terror que salía directamente a vídeo y que era nada más y nada menos que la quinta parte de la saga 'Los chicos del maíz'. Mendes estaba empezando y todavía no se le presentaban grandes oportunidades en la industria norteamericana, así que tenía que tirar de episódicos en algunas series que han pasado a la historia y no precisamente por su calidad. La que más destaca, 'Mortal Kombat: Conquest', serie que duró 22 episodios y que adaptaba el famoso videojuego a la pequeña pantalla. Mendes participó en un capítulo durante su única temporada y nunca tuvo el gusto de repetir como Hanna, el personaje que interpretó durante ese episodio.

De la televisión, a las terroríficas secuelas de comienzos de siglo

Eva Mendes daba el salto de la televisión al cine en 1999, interpretando a Matilda en 'Mi hermano el cerdito', y fue ya a comienzos del 2000 cuando la joven estadounidense se convertía en una de las protagonistas de la secuela de la relativamente taquillera 'Leyenda Urbana' -la primera parte consiguió recaudar más de 70 millones de dólares en todo el mundo-. Desde luego, no era el proyecto más interesante que se podía cruzar por delante de Mendes, pero al menos le sirvió para darse a conocer en un género que tira mucho de las chicas guapas dispuestas a morir violentamente en la gran pantalla. 

Entre la acción y la comedia, cruce de géneros a comienzos de siglo

De rodar con Robert Rodriguez en 'El mexicano' a ser uno de los personajes secundarios en 'A todo gas 2', pasando por acompañar a Will Smith en la comedia romántica 'Hitch: especialista en ligues', los papeles de Eva Mendes durante la época de los 2000 no gozaban de demasiado prestigio. Y sus películas tampoco se convertían en éxitos irrefutables. Pero lo peor estaba por llegar, cuando Mendes encandenó tres películas realmente terroríficas -y su género no era precisamente el terror- como fueron 'Ghost Rider: el motorista fantasma', 'The women' o 'The Spirit'. Mendes tardaría años en empezar a conseguir trabajos más interesantes. 

Y, por fin, Eva Mendes descubre el cine independiente

Aunque no interpretando a grandes protagonistas que pasarán a la historia del cine, Eva Mendes sí terminó por encontrar un hueco en el cine independiente gracias a dos producciones que dieron mucho que hablar: 'Holy Motors' y 'Cruce de Caminos'. La primera, dirigida por Leos Carax y protagonizada por Denis Lavant, fue parte de la Sección Oficial del Festival de Cine de Cannes en su edición de 2012 y consiguió numerosos premios de la crítica durante la carrera de ese año. La segunda, protagonizada por Mendes junto a Bradley Cooper y Ryan Gosling, aunque menos laureada que la primera, también subía notablemente el listón en cuanto a la calidad del cine a las espaldas de Mendes. 

Lo nuevo: 'Lost River'... ¿y después?

'Lost River' no solamente es la ópera prima como director de Ryan Gosling, si no que también es la segunda vez que Eva Mendes consigue estar presente con una película en el Festival de Cannes. Esta vez, Mendes, Gosling y compañía participaron en la sección 'Una cierta mirada' y, aunque no ganaron, la película se convirtió en un proyecto relevante. De este modo, Mendes encadena tres proyectos independientes, que se alejan de los géneros más comerciales que inundan el cine de Hollywood y de los papeles que han predominado en su carrera. Ahora bien... si nos fijamos en la ficha de Eva Mendes en IMDb, 'Lost River' no solamente es su último trabajo, si no que no tiene ninguno previsto después. ¿Volverá a llamar el cine comercial a la puerta de Eva Mendes? ¿Qué ocurrirá con su carrera?.

  • Extras