6 de noviembre de 2014

Más curiosidades y gazapos que te perdiste porque estaban en segundo plano

Por Bernardo Pajares

Como sabemos que te fascinan los gazapos de cine, te ofrecemos una nueva remesa de esos momentos que hay que ver más de una vez para darse cuenta de lo que de verdad está pasando en pantalla. Eso sí, una vez los has descubierto ya no puedes mirar hacia otro lado. ¿Recuerdas alguno más?

Un beatle en 'LA VIDA DE BRIAN'

Cuando en 1978 EMI retiró el dinero que había puesto sobre la mesa para producir 'LA VIDA DE BRIAN', George Harrison fue el auténtico salvador de la película de los Monty Python al hipotecar su casa y su oficina para obtener los 4 millones de dólares que necesitaban. ¿Cómo se lo agradecieron? Dándole el pequeñísimo personaje de Papadopoulos. Los decorados que se habían construido en Túnez para la miniserie 'JESÚS DE NAZARET' también ayudaron a abaratar costes de producción.

Celebrity zombie en 'SHAUN OF THE DEAD'

Entre los múltiples guiños de este desparrame protagonizado por SImon Pegg en 2004, que en España llevó el título de 'ZOMBIES PARTY (UNA NOCHE... DE MUERTE)' está el hecho de que, además de hacer de sí mismo promocionando ZombiAid al final de la película, Chris Martin no quiso perder la oportunidad de demostrar que es bien capaz de fingir una cojera mezclándose entre los zombies de la película.

¡Corten! ¡Esta es la buena!

Nos podemos imaginar la cara de Alfred Hitchcock cuando montaba 'CON LA MUERTE EN LOS TALONES' al descubrir que, en esta toma que había dado por buena, uno de los extras más jóvenes de la película, sabedor de que iba a escuchar por enésima vez la detonación del arma de fogueo de Eve, se apresura a prepararse para amortiguar el sonido del disparo.

"Rueda desde ahí, que nadie va a notar nada..."

Quizá el de 'HARRY POTTER Y LA CÁMARA SECRETA' sea uno de los gazapos más difíciles de percibir pero, si te fijas, a la izquierda del plano podrás ver, separado de los niños, al operador de cámara haciendo su trabajo.

Como los panes y los peces en 'LOS GOONIES'

Cuando en la escena de la playa el señor Walsh rompe el contrato de demolición de las casas, los trozos de papel que tira al aire se convierten en confeti como por arte de birli birloque. ¿Magia, error o genialidad? 

Tú solo agáchate y camina encogido, Matt 

Otro truco de magia, en este caso mucho más visible, es el que empleó el director Doug Liman para hacer desaparecer a Matt Damon en esta escena de 'EL CASO BOURNE': Jason Bourne mira en lontananza, se gira, camina y... ¡Bourne se ha esfumado! Todo correcto si no fuera porque le vemos salir de plano agazapado detrás del remolque de la camioneta.

¿Ya? ¿Seguro que no tenéis alguna frase para mí?

Algunas veces en los rodajes no hay tiempo para explicarles a los extras normas tan básicas como que la acción no para hasta que el director no dice "corten" o que está prohibidísimo mirar a la cámara. Esta figurante de 'DIEZ RAZONES PARA ODIARTE' se saltó las dos.

Entre las obras del artista callejero Banksy que Alfonso Cuarón incluyó en 'HIJOS DE LOS HOMBRES' está el trozo de muro de un pub de Brighton que muestra a dos policías británicos dándose un apasionado beso. 

El cruasán que se transforma en tortita

Vaya por delante que Julia Roberts es libre de desayunar toda la bollería que quiera, y más cuando da tanto juego como en 'PRETTY WOMAN', ¿pero no resulta extraño que en cuestión de segundos pase de estar comiéndose un cruasán a tener en las manos una tortita mordisqueada?

Un mostrador muy traicionero

Si hace meses nos fijábamos en la terrorífica interpretación de Gene Wilder en 'WILLY WONKA Y LA FÁBRICA DE CHOCOLATE' (aquí 'UN MUNDO DE FANTASÍA'), ahora ponemos el objetivo en este cantarín vendedor de chucherías que levanta el mostrador para que los niños se acerquen. Los que consigan sobrevivir, claro. Menos mal que la niña de la coleta anduvo rápida de reflejos. Aquí puedes ver el momento con música y todo.