17 de octubre de 2014

Momentos que dan mucha risa en películas serias

Bernardo Pajares

¿Es más fácil que una película divierta o que haga llorar al espectador? Si una comedia no hace reír tenemos un problema, pero cuando una película pretendidamente dramática arranca carcajadas en las salas de cine puede estar en camino de convertirse en un icono. Recopilamos diez escenas de películas que quieren ser tomadas tan en serio que se convierten por momentos en comedias involuntarias.

10. ‘EL INCIDENTE’, ¿dónde está la cámara oculta?

M. Night Shyamalan se estrellaba en 2008 con esta cinta de ciencia ficción protagonizada por Mark Wahlberg y Zooey Deschanel, un matrimonio que intenta huir del pánico colectivo que arrasa Nueva York debido a la presencia de un elemento químico en el aire que induce a la gente al suicidio. Son esas muertes variopintas, originales, ridículas, las que se llevan la palma de los momentos más involuntariamente divertidos de la película.

9. Riñas familiares en ‘AGOSTO’

No tiene que ser fácil compartir escena con Meryl Streep y menos si hace de tu madre y tiene el personaje mas agradecido de la película. Quizás por eso Julia Roberts se sentó a comer en el set calentita y utilizando "¡Cómete el pescado, puta!" como su mantra se va viniendo a arriba, provocando un cruce de insultos entre madre e hija que se revela como un alivio cómico entre tantos minutos de broncas. ¿Que cómo fue el rodaje? Como la seda.

8. La colegiala Mariah Carey en ‘GLITTER’

Aunque ahora no quiera ni oír hablar del tema y se haga la loca (se volvió ídem tras el fracaso que le supuso), ‘GLITTER' iba a ser para Mariah Carey su trampolín hacia el drama, hacia los Oscars, hacia ser reconocida como una buena actriz. Sin embargo, el eco de las salas de cine vacías la sumió en una depresión y ya nunca volvió a ser la misma. Un guion sin pies ni cabeza en el que aparece emperifollada en cada escena y su empeño por aparentar 16 cuando tenía 31 la convierten en un ejemplo perfecto de película dramática con resultado hilarante.

7. ‘BLANCO HUMANO’: Van Danme contra la fauna y flora

En esta película de John Woo Van Damme es Riesgo Boudreaux, un marinero ‘freelance’ que se compromete a buscar al padre de una rica joven por 217 dólares (de la época). Lo que ellos no saben es la trama que hay detrás, una juego de cacerías humanas que descubriremos a base de peleas de artes marciales a cámara lenta y disparos desde todos los medios de locomoción posibles. Recomendamos no intentar hacer en casa lo de la serpiente ¿Sería esta escena la que abrió al director las puertas para hacer ‘MISIÓN IMPOSIBLE 2’?

6. Nicolas Cage se hace un 'lifting' en ‘BESOS DE VAMPIRO’

En esta escena nos remontamos hasta 1988, años antes de que el pelo de Nicolas Cage empezase a mutar de manera extraña. Aquí Nic hace de un chico que está perdiendo la cabeza, algo que se esfuerza en demostrar dando el 110% de sí mismo. Pasen y vean cómo este caballero consigue expresar hasta con el último milímetro de su cara. 

5. ‘DEEP BLUE SEA’: un pez fuera del agua

Haga lo que haga, siempre nos gusta ver a Samuel L. Jackson. Esto es así. Por eso, aunque no está muy claro que la intención original fuese dramática, hemos incluido aquí su desaparición prematura -y anticlimática- en ‘DEEP BLUE SEA’ ¿Susto o risa?

4. Michael Caine intenta salvar ‘EL ENJAMBRE’

Es sabido que Michael Caine tiene ‘EL ENJAMBRE’ por la peor película que ha hecho nunca, pero desde aquí queremos romper una lanza a favor de esta producción de 1978 cuyo guion podría haber salido de la función de Navidad de un frenopático. Pero vayamos al grano. Como su propio nombre indica, en ‘EL ENJAMBRE’ una plaga de abejas asesinas siembra el terror y la muerte a su paso por Nueva Orleáns. Suerte que ahí está el doctor Bradford Crane, un estirado británico superviviente que lleva jerseys de cuello vuelto y ondas al agua en el pelo, para poner firmes a los militares. Lo mejor de la película es comprobar los intentos de Michael Caine por hacer una interpretación creíble de un texto imposible, pero si tenemos que elegir nos quedamos con esta escena en la que el doctor Crane ayuda a un paciente febril que ve una enorme abeja sobre su cama.

3. ‘WICKER MAN’: Nicolas Cage, buscando su segundo Oscar

Esto no podía terminarse sin una segunda aparición de Nicolas Cage. En el remake de ‘EL HOMBRE DE MIMBRE’ (1976) que dirigió Neil LaBute en 2006, el bueno de Nic se toma tan a pecho eso de ser un hombre de acción en busca de su hija que cada paso en su investigación es una sobredosis de energía. ¿Que el guion le hacía preguntar por cómo se había quemado la muñeca? Él repite la frase no una ni dos… ¡cuatro veces! 

2. Naturalidad ante la cámara en ‘El REGRESO DE LA MOMIA’

Este GIF de ‘EL REGRESO DE LA MOMIA’ no necesita explicación, aunque aprovechamos recomendar un visionado completo de la película -Rachel Weisz bien lo vale- para comprobar lo mal que han envejecido unos efectos especiales que datan, como la propia película, de 2001.

1. ‘SHOWGIRLS’, espasmos acuáticos

A pesar del éxito que cosechó con sus películas anteriores (‘ROBOCOP' e 'INSTINTO BÁSICO'), Paul Verhoeven patinó estrepitosamente con ’SHOWGIRLS'. El debut de la televisiva Elizabeth Berkley en la gran pantalla es uno de los despropósitos más fantásticos jamás rodados, una secuencia de sketches cómicos a pesar del dramón que apuntaba su sinopsis. Las peleas entre Nomi Malone y Cristal Connors dan para un post completo y doce Razzies; sin embargo, la escena más absurda es el coito epiléptico en la piscina protagonizado por Nomi y Zack Carey (Kyle MacLachlan, sí, el mismo de ’Twin Peaks'). Espasmos, fuentes con forma de delfines, champán y pestañas postizas. Y palmeras de neón.

  • Extras