4 de agosto de 2016

Motivos para volver a ver ‘La caza’

Por Luís Fernández

Paramount Channel te ofrece una nueva oportunidad para disfrutar de una de las mejores series de los últimos años. El sábado 6 de agosto (1ª temporada; 16:30h) y el sábado 13 (2ª temporada;15:30h) podrás revivir la caza del asesino. 'La caza' es uno de los thrillers televisivos más contundentes de la televisión reciente, que hará las delicias de quienes echan de menos la maldad de 'Dexter' o la intriga de 'The Killing'. Aquí os dejamos unas cuantas razones para aprovechar el ventilador y el sofá de casa con una serie inmejorable.
Con este motivo podríamos parar ya. Es suficiente para justificar el visionado de una serie tan buena como corta. Los británicos prefieren calidad a cantidad, y dentro de esa cantidad Gillian brilla sobremanera. Ella interpreta a la detective encargada de ir tras el tipo malo y lo hace de una manera absolutamente absorbente. Es inteligente, es poderosa… y lo sabe, y nos lo hace saber. Ver 'La caza' es caer ante el hechizo de Gillian, que con los años ha descubierto que no hay papel que se le resista.
Como ya os decíamos, a aquellos que añoren el pausado terror de las primeras temporadas de 'Dexter' podrá encontrar aquí un pequeño paraíso. El 'deja vu' se producirá especialmente cuando nos demos cuenta de que se dedica casi el mismo tiempo a la investigación que a la vida del propio asesino. Un guion y un montaje muy a lo británico, No esperes grandes fuegos artificiales ni grandes locuras, la serie te llevará a través de un ritmo lento donde la tensión se impregnará en cada fotograma.
Una actriz que se ha prodigado en series británicos poco conocidas pero que ha hecho de este pequeño papel un bombón. Ella se convertirá en la mano derecha del personaje interpretado por Gillian Anderson, y será fundamental en cuanto a la diversidad de caracteres, orígenes y sexualidades representados en la serie. Un personaje que empieza tímidamente pero que demostrará ser realmente profesional, un contrapunto adorable a la dureza de Gillian.
Todo en esta serie trata del empoderamiento de la mujer. Un personaje principal que debe mandar en un mundo tradicionalmente liderado por hombres mientras persigue a un asesino en serie que solo persigue mujeres. O al menos intentando capturarlo. Un discurso constante contra la misoginia y la violencia contra las mujeres. ¿Cuántas veces hemos escuchado la palabra misoginia en una serie? Demasiado pocas.
Cada vez que esta indomable actriz sale en una serie es inevitable la química con quién comparte pantalla. Si en 'The Good Wife' durante años se especuló sobre la tensión sexual entre ella y el personaje interpretado por Julianna Margulies; en esta ocasión la electricidad con Gillian Anderson es igualmente medible. Y, quién ya la ha visto, desea que esa química fructifique de manera irremediable.
Es refrescante que la serie no intente explicarnos, al menos de momento, por qué Paul es un asesino. Si, tuvo una infancia horrible pero no lo utilizan como justificación. Y no lo tratan como un sociópata de manual, ama a sus hijos y a su esposa. El personaje de Gillian realiza una descripción del asesino de manual, pero Jamie Dornan no se ajusta en nada a ella. No muestra odio a las mujeres, ni rabia, ni una radiante inteligencia… El asesino rezuma más melancolía y tortura que violencia. El asesino no parece ni se comporta un asesino. Pero, de todas formas ¿quién sabe cómo se comporta un asesino?
Artículo escrito losExtras.es
  • La caza