19 de agosto de 2014

Adictos al sexo en el cine: ¿cuál es el caso más grave?

Por Pedro Moral

Paramount Channel emite 'SHAME' y 'BLACK SNAKE MOAN'. Dos películas que dibujan de forma muy distinta la adicción al sexo. Como acompañamiento a este menú te proponemos los casos de ninfomanía y satiriasis más graves de la historia del cine. 

Sexo y pedantería en 'NYMPHOMANIAC'

La adicción al sexo es algo sucio, problemático y ajeno a cualquier discusión filosófica o artística. Al menos así era hasta que Lars von Trier decidió hacer una película de cinco horas sobre una ninfómana titulada 'NYMPHOMANIAC'. Charlotte Gainsbourg está inconsciente y herida en un callejón hasta que Stellan Skarsgard la recoge y se la lleva a casa. Allí ella le contará desde el principio el relato de su vida llena de conflictos, relaciones turbias y momentos llenos de perversión. El sexo inciático como una forma de salir a pescar, la poligamia como una sinfonía de Bach, un trío como cualquier mito de Platón, un látigo como el único remedio contra la depresión...

Crimen y castigo en 'ENTRE LAS PIERNAS'

Un guión enrevesado y tramposo pero tan bien interpretado y dirigido que se convirtió en un fenómeno europeo. Con 'ENTRE LAS PIERNAS' Manuel Gómez Pereira firmó su mejor película, un thriller erótico donde Javier Bardem y Victoria Abril, dos adictos al sexo que se conocen en una terapia, se ven envueltos en una intriga llena de infidelidades, trampas, celos y un cadáver metido en el mismo maletero en el que los personajes de Bardem y Abril tienen su primer encuentro sexual. 

Los problemas del porno en 'DON JON'

Reirse del sexo es muy sano. Esta película titulada 'DON JON' fue el debut de Joseph Gordon-Levitt como director. Un joven adicto a la pornografía consigue ligar y comenzar una relación con una chica de ensueño. Para que os hagáis una idea, ella es Scarlett Johansson. Sin embargo, no es suficiente pare él puesto que nada le da más placer que la pornografía que tiene guardada en su ordenador. ¿Un par de lecciones vitales servirán para enderezar la vida de este adicto?

El secuestro como solución en 'BLACK SNAKE MOAN'

El calor de Tennessee, un viejo bluesman llamado Lazarus y una joven llamada Rae adicta al sexo y a los problemas son los ingredientes de este drama sureño con elevada temperatura. Samuel L. Jackson se propone apagar el insaciable apetito sexual de Christina Ricci. De primeras, el viejo bluesman ata a Rae con unas cadenas. Así es como empieza un secuestro que más tarde se convertirá en una bajada a los infiernos, sobre todo cuando aparece un viejo novio de Rae. Uno de los primeros papeles de Justin Timberlake.

El manual de autoayuda de 'AMOR SIN CONTROL'

La adicción al sexo también sirve para contar una historia de amor y echar alguna que otra 'lagrimita'. El romance no tiene límites y en esta película dirigida por Stuart Blumberg y protagonizada por Mark Ruffalo y la desmelenada Gwyneth Paltrow se cuenta la historia de tres personas que ingresan en una clínica de desintoxicación y comienzan a seguir una terapia que consiste en doce pasos. Tim Robbins se lleva la parte divertida de la película mientras la pareja Ruffalo-Paltrow nos remueve el alma. 

La mezquindad es peor que la adicción en 'ASFIXIA'

Esta película basada en un libro de ese perturbado (dicho con cariño) escritor llamado Chuck Palahniuk ('EL CLUB DE LA LUCHA') es un claro ejemplo de que la adicción al sexo es solo un grave problema dependiendo de a quién nos refiramos. Si eres un miserable, un fracasado trabajador de un parque temático, si tu madre es una auténtica criminal que nunca te prestó atención, si tu mayor ingreso viene de aprovecharte de personas amables está claro que tu adicción al sexo no es lo peor que te pasa. Y esta es, básicamente, la descripción de Víctor, el protagonista de 'ASFIXIA'.

Los policías también pecan en 'FILTH'

Esta comedia negra protagonizada por un inmenso James McAvoy tiene un ritmo frenético que nunca frena. El policía que interpreta McAvoy es un tipo rudo, pervertido, adicto a las drogas y al sexo que vive en Edimburgo. El personaje pierde el control en cada escena y la película se convierte en una traviesa pieza cinematográfica sobre el crimen y las drogas. Uno la ve y se pregunta: ¿En manos de quién dejamos nuestra seguridad?

¿Es posible la redención en 'SHAME'?

Esta maravillosa película de Steve McQueen retrata el descenso a los infiernos de un tipo adicto al sexo interpretado por Michael Fassbender. Es el mejor papel del actor hasta la fecha, por crudo, por realista y por desgarrador. Todo lo que se ve en esta película sobre el sexo descarnado es duro pero lo que no se ve es aún peor. Carey Mulligan está en uno de sus mejores y más frágiles papeles. 

El sexo más repugnante en 'LA PIANISTA'

Cuando una persona que todos consideramos normal se descubre como una adicta a las prácticas sexuales más macabras nos vemos obligados a preguntarnos cuánto de profundo, oscuro y complejo es el alma humana. Eso hizo el implacable de Michael Haneke con 'LA PIANISTA'. Una profesora de piano, un alumno, una madre dominante y todo lo necesario para que no queramos saber nada sobre sexo en un tiempo después de verla. 

  • Extras