23 de octubre de 2015

'Paranormal Activity': los ingredientes del terror más escalofriante

Por Rubén Miguélez

'Paranormal Activity' vuelve a los cines. Una de las razones por las que la saga es tan exitosa es su mínimo presupuesto. La primera entrega se grabó con apenas 15.000 dólares y recaudó casi doscientos millones alrededor del mundo, lo que ha dado lugar a numerosas secuelas y spin-offs. Conmemoramos el estreno en cines de la quinta entrega de esta millonaria franquicia repasando las características más escalofriantes de esta saga.

El 'found footage' (y sus ángulos aberrantes de cámara de seguridad) que utiliza la saga 'Paranormal Activity' contempla, desde su origen, la grabación de momentos en los que la presencia y la atención de los protagonistas no está necesariamente activa. Esto es, las noches mientras duermen y las ausencias de plano. En el primero de los casos, resulta altamente desconcertante observar a unos personajes dormir plácidamente en el silencio más absoluto durante un largo rato... para terminar sobresaltado por algún ruido ensordecedor. Un clásico del cine de terror.

Otra de las grandes bazas de los protagonistas de estas sagas son sus comportamientos inusuales para justificar la maldición que da pie a la película. Quizá el más desasosegante sea el sonambulismo y la ocasión de ver cómo una persona dormida se despierta en mitad de la noche para colocarse, de forma aleatoria, en algún otro lugar de la habitación. Algo medianamente justificable, salvo cuando esto ocurre durante un prolongado período de tiempo (horas, incluso), ya que en las películas, si hay otro protagonista formal, es el contador de tiempo presente en las grabaciones.
Otro clásico del terror del que es imposible alejarse son los objetos que se mueven sin explicación alguna. La primera entrega nos dejó helados con sábanas que tenían vida propia, pero a lo largo de la saga hemos tenido puertas que se abren, lámparas que se balancean, espejos que se rompen e incluso ratones de ordenador con vida propia. Cualquier elemento es válido para recordarte que no estás solo... 

Aunque no llegaron a la saga hasta avanzadas las entregas (primero hay que exprimir la fórmula para posteriormente reinventarla y añadirle nuevos elementos), también es común -ya sea mediante personajes o a través de cámaras caseras con características especiales (las grandes aliadas de la saga)- encontrar presencias fantasmagóricas, elementos paranormales o incluso lugares que a simple vista humana no son reconocibles. Niños malditos, entes extraños, presencias paranormales o pasadizos escondidos que no estaban en el plano cuando compraste la casa.

Nada de lo anterior sería tan eficaz a la hora de hacerte pasar miedo si la saga 'Paranormal Activity' no apostara completamente por la fórmula que les alzó a la fama las grabaciones caseras: cámaras de seguridad, cámaras de video domésticas, ordenadores portátiles, teléfonos móviles... cualquier elemento es válido, y más en la sociedad actual, para acercar la experiencia terrorífica al espectador; y no hay nada más real (ni más barato) que hacerte creer que las imágenes se han tomado con un dispositivo tan común como una cámara a la que tú mismo puedes tener acceso. 

 

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras