5 de junio de 2015

Películas de ciencia ficción para fashion victims

Por Luís Fernández

La relación es inevitable. La ciencia ficción nos muestra siempre mundos futuros, realidades paralelas o mundos lejanos que se prestan especialmente a que los diseñadores se muestren especialmente imaginativos a la hora de confeccionar los atuendos de estas producciones. Al no verse limitados por la recreación de una época, las alas de la creatividad pueden desplegarse libremente y regalarnos grandes ejemplos de moda en la gran pantalla. Aquí algunos ejemplos de películas de ciencia ficción que han hecho de su vestuario un protagonista más.

‘Planeta prohibido’

Anne Francis se convertía en todo un icono gracias a esta mítica película del año 1956. Una película inspirada en ‘La tempestad’ de William Shakespeare que nos narra la expedición de unos astronautas que acaban pisando tierra en un planeta regido por un expatriado. El vestido con minifalda de la protagonista sigue siendo un ejemplo perfecto de diseño y visión de futuro. Absolutamente despampanante.

‘La guerra de las Galaxias. Episodio IV: Una nueva esperanza’

Para icónica la imagen de Carrie Fisher en la trilogía original de ‘La guerra de las galaxias’. Su amplio vestido blanco hasta el cuello supone una renovación de la estética helénica, que se aplicó al resto del diseño de vestuario. Renovación de tendencias clásicas para crear una imagen completamente novedosa. Colores suaves, blancos y tierra predominan en unos diseños que combinan a la perfección nostalgia y atrevimiento.

‘Matrix’

No es fácil crear una imagen tan propia que automáticamente se convierta en algo inconfundible y los hermanos Wachowski lo consiguieron con la que sigue siendo su obra más alabada. Líneas puras, cuero y color negro es lo que se necesitó para recrear ‘Matrix’. Gabardinas hasta los pies y gafas de sol no son una combinación sencilla. Pero los hermanos consiguieron retomar las tendencias en moda de las décadas anteriores y actualizarlas sin que haya pasado un solo año por ellas.

‘Star Trek’

Desde la serie original a todas las películas que se han filmado en torno a este universo siempre ha habido una línea estética muy clara, y en cuanto al diseño de vestuario no iba a ser menos. Apostando por unos diseños minimalistas, muy a menudo en dos tonos, consiguieron crear diseños limpios a la vez que vanguardistas. La apuesta por trazados sencillos y colores básicos les ha asegurado que el tiempo les trate de una forma más amable.

'2001: Una odisea en el espacio'

Es evidente la obsesión de Kubrick en una de sus grandes obras, por no decir la más grande, tanto por la producción como por el color. Todo está medido al milímetro. Naves que son verdaderas exposiciones del interiorismo más moderno o combinaciones de colores que siguen marcando tendencia, inconfundibles. Asimismo, el diseño del vestuario es perenne, no hay un paso en falso. El propio traje pantalón de las azafataspodrá estar en vigencia durante 200 años que nunca pasará de moda.

'Blade Runner'

Reiventando la más pura estética ochentera, ‘Blade Runner’ consiguió una estética sucia y decadente propia. Sirviéndose de gabardinas y hombreras los diseñadores de vestuario de la película lograron una fusión única entre la moda del momento y una visión decadente de la misma. Al igual que la película el vestuario juega con la luz y la sombra, con la decadencia y la grandeza de mejores momentos. Olor a tabaco, alcohol y cloaca inunda un vestuario majestuoso.

'El quinto elemento'

El mismísimo Jean Paul Gautier se prestó para diseñar todo el vestuario de la peculiar ‘El quinto elemento’. Una cinta exagerada creada por Luc Besson que, sin embargo, consiguió al nivel visual un sello impagable: el minivestido/vendaje con el que Mila Jovovich deslumbra en la primera mitad de la película. Esas cintas blancas estrategicamente colocadas crean un entramado perfecto y puro que contrasta con la exageración y el colorido del resto del vestuario. No estamos muy seguros de que el naranja butano de Bruce Willis fuera la mejor de las opciones, más allá de combinar con el pelo de Mila.

  • Extras